Tres periodistas españoles desaparecen en Siria

Tres reporteros españoles independientes que viajaron a Siria están desaparecidos en la ciudad norteña de Alepo, dijo el martes una asociación de periodistas española.

La Federación de Asociaciones de Prensa de España (FAPE) identificó a los reporteros como Antonio Pampliega, José Manuel López y Angel Sastre.

La presidenta de FAPE, Elsa González, dijo a la Televisión Española en entrevista telefónica que los tres desaparecieron cuando trabajaban en la zona de Alepo y que no se sabe nada de ellos desde hace dos días. Entraron a Siria desde Turquía el 10 de agosto, añadió.

No está claro el lugar preciso donde desaparecieron. Alepo, el antiguo centro comercial del país, está dividida desde 2012: las fuerzas del gobierno controlan el oeste de la ciudad y los rebeldes el este.

El grupo Estado Islámico, que ha secuestrado a periodistas occidentales en Siria y los ha matado luego, está fuera de la ciudad y controla parte de los alrededores al norte y el este. Los extremistas son responsables de la mayoría de los secuestros en Siria desde mediados de 2013, pero también los han realizado las milicias respaldadas por el gobierno, las pandillas criminales y rebeldes afiliados al Ejército Libre Sirio que respaldan las potencias occidentales.

La multiplicación de los secuestros ha desalentado a los periodistas occidentales de cubrir la guerra civil. Casi ningún reportero occidental ha ido a Siria desde que el grupo Estado Islámico empezó a matar a los periodistas y socorristas extranjeros que caen en sus manos. El grupo también obtiene fondos con el rescate de periodistas europeos.

El Ministerio del Exterior español no respondió de inmediato a un pedido de declaraciones. Una vocera que habló bajo la condición reglamentaria de anonimato dijo que el ministerio está al tanto y ocupándose de la situación, sin entrar en detalles.

Por otra parte, activistas informaron el martes que un ataque de misil sobre un vecindario tomado por rebeldes en Alepo mató a por lo menos 10 personas y causó heridas a muchas otras.

Los Comités de Coordinación Local informaron que el ataque sobre el vecindario Maghayer causó la muerte de 10 personas, incluidos niños y mujeres.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, ubicado en Gran Bretaña, dijo que el ataque mató a 18 personas y causó heridas a más de 50. Dijo que el misil superficie-superficie destruyó varias casas en el área.

No es poco común que varias muertes resulten tras los ataques en Siria, en donde el conflicto de cuatro años ha matado a más de 220.000 personas.

Mientras tanto, cerca de la frontera con Líbano, las tropas sirias respaldadas por combatientes de Jezbolá capturaron varios vecindarios en un complejo en las montañas de Zabadani que ha estado bajo ataques durante casi tres semanas.

El canal televisivo Al Manar de Jezbolá informó que las tropas y milicianos libaneses han sitiado a rebeldes adentro de Zabadani de todos los frentes, y agregaron que causaron algunas bajas entre ellos. Dijo que docenas de combatientes fueron heridos en el combate.

El Observatorio, que tiene una red de activistas alrededor de Siria, dijo que la fuerza aérea del gobierno sirio ha dejado caer 36 bombas de barril sobre Zabadani desde la mañana del martes. El grupo activista reportó que Zabadani ha sido el blanco de decenas de ataques aéreos desde que el combate comenzó el 3 de julio.

La toma de Zabadani intensificaría la toma de Jezbolá del territorio sirio frontera con el Líbano y fortalecería el control del gobierno sirio sobre la autopista Beirut-Damasco.