Tras una reunión a solas con el canciller iraní el jueves, el secretario de Estado norteamericano John Kerry se declaró complacido con el nuevo tono positivo de Irán en las conversaciones sobre su programa nuclear.

Pero añadió que una sola reunión con el canciller Mohamad Javad Zarif no resolverá los temores de la comunidad internacional sobre las intenciones nucleares de Teherán. Kerry dijo que Irán debía demostrar que estaba dispuesto a demostrar sus intenciones nucleares con hechos.

Zarif, por su parte, calificó las conversaciones con las potencias como "sustanciosas" y "muy constructivas", y expresó esperanzas de que la disputa nuclear se pueda resolver en forma oportuna.

Kerry, los cancilleres de los otros cuatro miembros permanentes del Consejo de Seguridad y el ministro del Exterior alemán se reunieron con Zarif al margen de la Asamblea General de la ONU. A continuación, Kerry y Zarif mantuvieron una breve reunión a solas.