Ciudad minera mantiene paro contra gobierno de Morales

Potosí seguía el lunes cercada por bloqueos de las carreteras y paralizada por un paro de sus habitantes que se extiende por dos semanas en contra del gobierno de Evo Morales.

Cerca de un centenar de turistas sudamericanos y europeos que estaban atrapados en Potosí por los cortes de carretera, en el sur del país, finalmente fueron sacados por la frontera con Argentina, dijo la policía.

Líderes cívicos de Potosí, 420 kilómetros al sur de La Paz, reclaman al gobierno un hospital, un aeropuerto internacional y fábricas entre otros para reactivar la economía de su región afectada por la caída de precios de los minerales.

Las carreteras de acceso a esa ciudad de unos 200.000 habitantes, seguían cerradas por los manifestantes. Los alimentos y el combustible escasean. El comercio, bancos, oficinas y hasta los mercados populares seguían cerrados el lunes.

El pasado viernes, mineros que llegaron a La Paz desde esa región del sur hicieron estallar dinamita en las calles de La Paz reclamando un diálogo directo con Morales, pero el mandatario delegó a sus ministros la negociación y ha rechazado reunirse con los manifestantes, dijo el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.