Coalición lanza panfletos sobre territorio del grupo EI

Una coalición encabezada por Estados Unidos lanzó panfletos sobre la capital de facto del grupo Estado Islámico en Siria, prometiendo a los residentes que "llegará la libertad" a la región, dijeron el domingo activistas.

Una organización enemiga del grupo Estado Islámico llamada "Raqqa está Siendo Masacrada en Silencio", y el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, dijeron que los folletos tenían dibujos mostrando extremistas muertos y su bandera colocada al revés. Cuatro combatientes de la principal milicia curda --Unidades de Protección del Pueblo (YPG)_, caminaban por una calle en la fotografía, con dos palabras en árabe abajo traducidas como "La libertad vendrá".

El más reciente lanzamiento de panfletos desde el aire ocurre en momentos en que combatientes de YPG han estado avanzando en el norte de Siria acercándose a 48 kilómetros (30 millas) al norte de Raqqa.

Aviones de la coalición han lanzado panfletos similares anteriormente. Un lanzamiento previo contenía una caricatura mostrando extremistas enmascarados del grupo Estado Islámico en una "oficina de contratación" metiendo gente en un molino para carne.

También el domingo, extremistas otorgaron a las cafeterías con internet en Raqqa cuatro días para dejar de proporcionar acceso inalámbrico a internet a casas cercanas, señalaron los grupos activistas antes mencionados. La medida ocurre dos semanas después de que extremistas publicaron un video que mostraba supuestamente la ejecución de dos hombres sirios en Raqqa, presuntamente por espiar.

El grupo Estado Islámico controla aproximadamente una tercera parte de Siria y del vecino Irak en su autodeclarado "califato".

El viernes, un ataque suicida con un camión cargado con explosivos en la provincia de Diyala, en el este de Irak, mató 115 personas en un mercado concurrido; el grupo EI se atribuyó el atentado. Las autoridades locales despidieron al jefe de policía y a tres funcionarios, mientras que dos más son investigados, dijeron el domingo funcionarios de la policía iraquí que solicitaron no ser identificados ya que no están autorizados a hablar con la prensa.

Mientras tanto el domingo en Irak, una serie de ataques con explosivos mataron al menos ocho personas y causaron heridas a cerca de dos decenas más.