Experto asesorará a oficina de Arpaio

El departamento policial del condado Maricopa en Arizona, acusado de tratar injustamente a los inmigrantes hispanos, contrató a un asesor para entrenar a su personal y revisar la implementación de las normas policiales.

La oficina liderada por el alguacil Joe Arpaio desembolsará hasta 200.000 dólares para los servicios de Randy Means, de la firma de abogados Thomas and Means, cuya sede está en Carolina del Norte, dijo el subdirector policial Jerry Sheridan.

Bajo el nuevo contrato, Means ayudará a la entidad a evaluar sus políticas.

La evaluación incluirá las inquietudes expresadas por la Asociación Nacional para la Defensa de los Derechos Civiles (ACLU) y por el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Ambas entidades han presentado demandas contra ese departamento policial, acusándolo de discriminar contra los hispanos. Sin embargo, Sheridan aseguró que la contratación del asesor no se debió a esas demandas, reportó el diario The Arizona Republic (http://bit.ly/18r75fC).

"No necesitamos al Departamento de Justicia ni a la ACLU ni a un juez ni a los tribunales para que vengan y nos digan lo que hacer. Esas cosas las podemos hacer nosotros mismos", afirmó.

En mayo, el juez federal Murray Snow determinó que el departamento policial de Maricopa discriminó contra hispanos y prorrogó detenciones injustamente. Las dos partes siguen discrepando sobre maneras de garantizar que el departamento policial acate las normas constitucionales.

La experiencia de Means como abogado constitucionalista será particularmente valiosa para la agencia policial, dijo Sheridan.

"Estamos examinando intensamente todas nuestras políticas, y lo hacemos de manera continua", dijo Sheridan. "Pero lo hacemos nosotros mismos. Usaremos a Randy como consultor externo para que nos asesore en este tema".

Algunos supervisores policiales han pedido detalles del contrato y han preguntado si hay justificación para contratar a una empresa de afuera para entrenar a los empleados del condado.