Spieth, amateur Dunne en busca de la historia en St. Andrews

La tercera parte del Grand Slam para Jordan Spieth está a un golpe y una ronda de distancia. Y desde Bobby Jones, no ha habido un amateur que haya ganado el Abierto Británico, entonces apareció Paul Dunne, con una actuación libre de bogeys el domingo en St. Andrews, para colocarse en el liderato compartido.

Cuando la jornada culminó el domingo en St. Andrews, 14 jugadores se encontraban separados por tres golpes. La mitad de ellos ya ha ganado un major.

Incluso en un lugar repleto de historias del deporte, el Abierto Británico ofreció un sinfín de posibilidades.

Dunne, el irlandés de 22 años, se mantuvo impávido a lo que sucedía a su alrededor y terminó con una jornada memorable con una ronda de 66 impactos, 6 bajo par. Louis Oosthuizen, el último jugador en levantar el claret jug en el Old Course, en 2010, tuvo tres birdies en sus últimos cinco hoyos para terminar con tarjeta de 67. Jason Day compartió el liderato luego de 54 hoyos por segundo major consecutivo, luego de una ronda de 67, y en esta ocasión no tuvo que preocuparse con los síntomas de vértigo que lo acosaron durante el Abierto de Estados Unidos.

Todos ellos están 12 bajo par, con 204 golpes.

"Es surreal, estoy de líder en el Abierto, pero puedo creer que he tenido estos marcadores luego de tres rondas", dijo Dunne. "Si estuviéramos jugando un evento amateur, no me sorprendería mi tarjeta. Me siento afortunado de que haya sucedido en el evento más importante del mundo.

"Ojalá lo pueda repetir mañana", señaló. "Pero si lo hago o no, sobreviviré de cualquier forma".

Una oportunidad similar tal vez no se le vuelva a presentar a Spieth. Solo otros tres jugadores han ganado las dos primeras etapas del Grand Slam desde que comenzó la era moderna en 1960. Arnold Palmer, Jack Nicklaus y Tiger Woods solo tuvieron una oportunidad, y ninguno comenzó la última ronda del Abierto Británico tan cerca de la punta.

Y ahí está Spieth, el texano de 21 años con cierta sensibilidad de acuerdo a la ocasión, quien revivió a un pueblo en blanco y negro entre una mezcla de sol y lluvias.

Luego de golpear su bolso de bastones como una muestra de frustración a mitad del recorrido, logró tres birdies consecutivos en sus últimos nueve para mantener con vida sus aspiraciones de convertirse en el primer jugador en lograr los cuatro majors profesionales en un solo año. Finalizó con una ronda de 66 golpes.

Únicamente Ben Hogan, en 1953, ha logrado ganar el Masters, el Abierto de Estados Unidos y el Abierto Británico el mismo año.

"Voy a jugar para ganar", dijo Spieth. "No estoy jugando por un lugar. No quiero terminar mañana en tercero. Quiero ganar. Voy a jugar a mi manera -- al principio mantenerme en contienda si no todo sale como quiero, y si sí, seguiré siendo agresivo para intentar buscar el liderato. Será complicado".