Fundadores de Estados Unidos cambian de raza en "Hamilton"

Christopher Jackson trató de ponerse en los zapatos de George Washington durante los ensayos de "Hamilton", hasta que tuvo que probarse las botas en serio, además de los pantalones y su abrigo.

El veterano actor de Broadway había capturado la esencia del padre fundador de la patria como parte del innovador musical de hip hop del actor, compositor y letriste de origen puertorriqueño Lin-Manuel Miranda, pero ponerse el vestuario le hizo cobrar conciencia de lo que hacía.

"En el momento que me puse ese traje, el peso de él se volvió apabullante. La carga era opresiva", dijo Jackson. "Sentí el peso de la persona a la que estaba interpretando al grado de que estaba limitando mi capacidad para darle vida".

El director Thomas Kail también se dio cuenta, y no sólo era Jackson el que sufría. "Excelente", le dijo Kail al elenco tras su primer ensayo general. "Todo va de maravilla, conocemos la obra, pero en ese momento los trajes los están desgastando".

El gran peso de la historia es algo que el poderoso e ingenioso "Hamilton" ha evitado a toda costa en su intento por presentar a los hombres y mujeres revolucionarios de Estados Unidos como personas de carne y hueso.

Para evitar que los vestuarios se apoderaran de ellos, Jackson, quien estuvo por última vez en Broadway en "Holler If Ya Hear Me", dijo que "fue un proceso de trabajo en revesa" lograr retratar al Washington que respiraba y vivía, deshaciéndose de su pedestal de Padre de la Patria.

Así "Hamilton" lo requería. Es un musical en el que los Padres Fundadores dicen groserías y fanfarronean, tienen batallas de rap por políticas económicas y usan su ingenio callejero para salir adelante.

"Lo hermoso de esto es ver lo accesibles que son esas personas e inyectarles sangre a esas estatuas que crecimos viendo como retratos", dijo Jackson, un aficionado a la historia que visitó Mount Vernon en Washington para entrar en personaje.

El elenco diverso de la obra incluye a tres actores de raza negra interpretando a presidentes de Estados Unidos, lo que instantáneamente le sacude el polvo a la historia y atrae al público.

"Ver tu tipo representado te dice algo, es muy importante", dijo Okieriete Onaodowan, quien interpreta a James Madison. "Te atrae más".

Incluso funcionó para los actores. Daveed Diggs, un rapero y actor que interpreta a Thomas Jefferson y Marquis de Lafayette, recuerda que se conmovió al ver a Jackson actuando como Washington en uno de los primeros talleres del musical.

"Literalmente se me hizo un nudo en la garganta, casi lloraba cada vez que cantaba", dijo Diggs. "Era claramente George Washington. Lo cambia todo".

La muy comentada biografía de Miranda sobre el primer secretario de estado de la nación se agotó previamente este año, cuando debutó en el circuito off Broadway. La gente llegó a pagar hasta 10 veces el valor de los boletos de 120 dólares y había muchos admiradores que buscaban boletos de lotería. Celebridades como Tom Hanks y Madonna se dieron cita, igual que la primera dama Michelle Obama.

Este mes llegó a Broadway y sus creadores esperan que pueda tener un público más grande y que no todos sean de Nueva York. Una de las preguntas que plantea es: "¿Quién vive, quién muere, quién cuenta tu historia?".

Los miembros del elenco dijeron que una de sus alegrías es espiar a los niños que van a las funciones y ver cómo reaccionan al ver a las figuras de la historia de Estados Unidos con todo y sus pelucas y blancura siendo interpretadas por un elenco compuesto principalmente por latinos, asiáticos y negros.

"Si hubiese visto algo como esto cuando tenía 11 años, podría haber aspirado y creído que era posible, como mi hija de 6 años que llega a la escuela y ve la foto de Barack Obama en la pared", dijo Jackson.

Diggs está de acuerdo: "Si hubiese podido ver algo como esto, mi mundo se hubiera hecho mucho más grande más rápido. Las opciones habrían sido mucho más claras".

Los actores también tienen en mente que las cosas habrían sido muy diferentes si alguno hubiese vivido en 1770.

"Es un viaje", dijo Onaodowan, quien ha actuado en Broadway en "Rocky" y "Cyrano de Bergerac". "A veces bromeo en los ensayos y digo que si esta fuera realmente una obra de época, estaría encadenado en alguna parte".

El público sale conmovido tras ver el espectáculo y también los actores. Diggs dijo que nunca se sintió realmente estadounidense hasta que interpretó a uno de los Padres Fundadores.

"Al trabajar en esto comencé a sentirme así porque de alguna manera es la apropiación de la fundación de este país", dijo. "Todos deberían sentirse así. Es nuestro y vivimos aquí y participamos en él querámoslo o no".

___

En internet: http://www.hamiltonbroadway.com

___

Mark Kennedy está en Twitter como http://twitter.com/KennedyTwits