Rechazan acuerdo con Irán en aniversario de ataque AMIA

La comunidad judía argentina expresó el viernes su rechazo al acuerdo entre Argentina e Irán para investigar el atentado contra el principal centro judío y acusó a ese país de ser el responsable, durante la conmemoración de un nuevo aniversario del ataque.

"Pedimos al gobierno que vuelva a una postura valiente y redoble los reclamos para que los imputados iraníes sean algún día sometidos a la justicia", afirmó Ariel Cohen, presidente de la Federación de Comunidades Judías, durante el acto en homenaje a las víctimas del atentado celebrado en las inmediaciones de la reconstruida sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA).

El acto se celebró un día antes del aniversario del ataque que causó 85 muertos debido a que el sábado los judíos celebran el shabat. Por la autoría intelectual del atentado fueron imputados ocho ex funcionarios y ex diplomáticos iraníes, sobre cinco de los cuales pesan pedidos de captura internacional.

Cohen, a su vez tesorero de la AMIA, criticó el memorando de entendimiento que firmaron en 2013 el gobierno de la presidenta Cristina Fernández y el iraní y que según las autoridades buscaba avanzar en el esclarecimiento del ataque. Para la comunidad judía el acuerdo supone claudicar ante el Estado islámico, que siempre ha negado su participación en el hecho.

Dicho acuerdo, aprobado por el Congreso argentino en una votación dividida, fue declarado inconstitucional por varias instancias judiciales y está a revisión de la principal cámara penal. El pacto nunca fue ratificado por Irán.

"No nos oponemos a caminos legales alternativos para avanzar; criticamos el texto acordado por su inconsistencia, falencia y riesgos a futuro... No podemos pactar con los asesinos", dijo Cohen.

El dirigente judío exigió además al juez de la causa que "pida a Interpol que busque activamente" a los autores materiales del ataque, que según la investigación fue perpetrado por miembros de la organización terrorista Hizbolá.

El gobierno sostiene que el memorando es necesario para lograr justicia ya que Irán no permite las extradiciones y en Argentina no se celebran juicios en ausencia. Al respecto ha afirmado que el objetivo del acuerdo es lograr que el juez de la causa indague a los imputados en territorio iraní.

Cuatro días antes de ser hallado muerto el 18 de enero, el fiscal de la causa AMIA Alberto Nisman había acusado a la presidenta de encabezar un plan para encubrir a los iraníes y señalado que el memorando fue el instrumento que intentó emplear para lograr la impunidad. Esa denuncia ha sido desechada en distintas instancias judiciales.

Cohen pidió que la justicia esclarezca "las extrañas circunstancias de la muerte" de Nisman y criticó al gobierno por "la artillería verbal" empleada contra el investigador.

Iara Nisman, la hija mayor del fallecido fiscal, presente en el acto, señaló en un texto que leyó una locutora que ella fue testigo "de lo mucho" que su padre trabajó para que se haga justicia.

"Les pedimos que nos acompañen para encontrar la verdad sobre lo que pasó, sea cual fuere y sin dar importancia a las cosas que a veces se dicen para ensuciarlo, porque él no se puede defender y le restan valor a su esfuerzo y su trabajo", afirmó.

Desde su inicio, la investigación del ataque estuvo salpicada por el escándalo.

El 6 de agosto comenzará un juicio contra los imputados de supuestas irregularidades en la primera etapa de la investigación judicial del ataque, entre ellos el expresidente Carlos Menem (1989-1999), un ex titular de los servicios secretos, el ex juez y los ex fiscales del caso y un ex dirigente de la comunidad judía.