Japón revisará proyecto de costoso estadio olímpico de Tokio

Japón se replanteará los planes para el estadio olímpico de Tokio, el principal estadio de los Juegos de 2020, por el aumento del coste, dijo el primer ministro, Shinzo Abe el viernes.

Como resultado de esta medida, el estadio no estará listo para acoger el Mundial de Rugby en 2019 como estaba previsto, agregó.

"Hemos decidido volver al inicio en los planes para el estadio de los Juegos Olímpicos-Paralímpicos de Tokio, y empezar de cero", dijo Abe a periodistas tras una reunión en su oficina con Yoshiro Mori, presidente del comité organizador de Tokio 2020.

El gobierno se ha visto sometido a crecientes críticas por las estimaciones que apuntaban a que el coste de la infraestructura alcanzaría los 252.000 millones de yenes (2.000 millones de dólares), casi el doble de las estimaciones iniciales de 130.000 millones de yenes.

La polémica supuso un nuevo dolor de cabeza para Abe, cuya tasa de aprobación ha caído por su defensa de una impopular ley que amplía el papel de los militares nipones en el extranjero.

"He estado escuchando las voces del pueblo y los atletas durante casi un mes, pensando en la posibilidad de una revisión", dijo Abe.

Sin embargo, durante semanas la posición pública de Abe y otros funcionarios del gobierno fue la de seguir adelante con los planes para el estado diseñado por la reconocida arquitecta Zaha Hadid.

El primer ministro dijo que obtuvo el consentimiento de Mori, un ex primer ministro, y dio instrucciones a los ministros de Deportes y Olimpiadas para que preparen un proceso para elegir un nuevo proyecto.

El secretario y portavoz del gobierno, Yoshihide Suga, dijo que el contrato con Hadid sería cancelado y que se abrirá un nuevo concurso en un plazo de seis meses.

Estaba previsto que la construcción del diseño de Hadid, que fue elegido en un concurso internacional en 2012, comenzase en octubre.