Guatemala felicita a Uruguay por lucha antidrogas

El presidente de Guatemala Otto Pérez Molina felicitó a Uruguay y a los estados estadounidenses de Colorado y Washington por sus enfoques alternativos en torno al consumo de drogas al reanudar el jueves su cruzada contra el narcotráfico en la Asamblea General de las Naciones Unidas, donde también promovió una mayor integración de su país con México y Estados Unidos.

"Desde los inicios de mi gobierno hemos afirmado que la guerra contra las drogas no ha dado los frutos esperados. Y no podemos seguir haciendo lo mismo, esperando resultados diferentes", manifestó Pérez Molina, quien es uno de los paladines de la búsqueda de alternativas a la solución militar para el narcotráfico.

En ese sentido dijo que su país "se congratula de la visionaria decisión de los ciudadanos de los estados de Colorado y Washington", que legalizaron la posesión y venta de marihuana para uso recreativo.

"Han abierto el camino para que prevalezca un enfoque de respuesta a las drogas centrado en la salud pública, la prevención de la adicción y la violencia y en el pleno respeto a los derechos humanos", señaló el mandatario, que ofreció también su "respaldo y respeto al ejemplo dado por el presidente José Mujica de Uruguay al proponerse una legislación que regule el mercado de cannabais en vez de continuar por el camino fallido del prohibicionismo".

Poco antes de hablar ante la ONU, Pérez Molina se reunió con Mujica para hablar sobre la lucha contra las drogas.

"Queda claro que las políticas mundiales hacia las drogas están cambiando cuando el presidente de un país latinoamericano azotado por la violencia del narcotráfico elogia iniciativas en Estados Unidos para legalizar la marihuana", expresó Ethan Nadelmann, director ejecutivo de la Drug Policy Alliance, organismo que promueve un nuevo enfoque en la lucha contra las drogas, en la primera reacción generada por las palabras de Pérez Molina. "Da la sensación de que la cordura y la racionalidad están finalmente penetrando los niveles más altos de los gobiernos en las Américas".

Pérez Molina dijo que, si bien la cooperación internacional es fundamental para combatir lo que es un crimen transnacional, "cada país debe ir experimentando con nuevos modelos en respuesta al problema de las drogas".

El mandatario sostiene la tesis de que hay que eliminar el incentivo económico del narcotráfico regularizando la venta y consumo de drogas, según su grado de adicción y los daños que producen.

Agregó que, conjuntamente con México, Colombia y Costa Rica, postulan la necesidad de "evaluar las políticas acordadas internacionalmente, buscando respuestas más efectivas desde un enfoque de salud, un marco de respeto a los derechos humanos y una perspectiva de reducción de daños".

Otro de los temas en los que puso énfasis fue en la integración con México y Estados Unidos, postulando su deseo de forjar una "alianza tripartita que sirva de punto de apoyo para una sólida vinculación con los países del Sistema de Integración Centroamericana" y sea una plataforma para el progreso del Caribe en general.

La integración de Centroamérica con México y Estados Unidos, afirmó, "es un hecho".

"Millones de guatemaltecos y centroamericanos viven y trabajan hoy en Estados Unidos y más del 50% de nuestra población depende directamente de los negocios y las remesas vinculadas con México y Estados Unidos", manifestó.