Panam: En lucha, Mejía da 1ra medalla a Honduras, de plata

Kevin Mejía se quedó muy cerca de darle a Honduras su primera medalla de oro en la historia de los Juegos Panamericanos, pero el cubano Yasmany Lugo resultó demasiada pieza.

De todos modos, Mejía se mostró feliz con su presea de plata. Hay que tomar en cuenta que se trata apenas de la segunda de ese metal que su país consigue en la historia de las justas continentales y de la sexta medalla en total.

"Estuve bien cerquita, pero me siento feliz por esto", comentó el joven de 20 años, luego de perder la final en la categoría de los 98 kilogramos de la lucha grecorromana. "Me voy a seguir preparando para los siguientes Panamericanos".

Con esta plata, Mejía puso a Honduras en el medallero de Toronto. Además, consiguió ciertas prerrogativas sobre su hermano mayor.

Resulta que Jefrin Mejía, también luchador, perdió la víspera el combate por la medalla de bronce, en los 66 kilogramos.

"Lastimosamente mi hermano no pudo conseguir medalla. Pero estoy orgulloso de él", dijo Kevin. "Él empezó un año antes que yo en la lucha, a mí me gustó y comencé a seguir sus pasos. Gracias a él estoy aquí".

Eso no salvará a Jefrin de perder ciertos derechos ante el hermano medallista.

"Ahora yo doy las órdenes, le pondré el ejemplo para que siga mejorando, y me va a tener que pedir permiso para todo", dijo Kevin, entre risas.

Antes de estos juegos, el mayor logro de Kevin había sido un bronce en los Juegos Centroamericanos y del Caribe del año pasado, en el puerto mexicano de Veracruz.

Ello le valió la distinción de ser el portador de la bandera hondureña en la ceremonia de inauguración de estos Juegos Panamericanos.

"Creo que nunca me voy a olvidar de Toronto, por la medalla, porque llevé la bandera y porque mi mamá me vino a ver", manifestó el luchador catracho. "Hacía mucho que mi país no conseguía una medalla".

El venezolano Luillys Pérez se embolsó una de las medallas de bronce, gracias a su victoria sobre el mexicano José Rocha.

También con bronce subió al podio el brasileño Davi Albino, tras doblegar al colombiano César Loango.