Gobierno salvadoreño lanza plan de combate a delincuencia

El gobierno lanzó el jueves en un populoso municipio al nordeste de la capital un Plan que incluye programas de desarrollo y la desarticulación de las estructuras de criminales que operan en la zona.

Ciudad Delgado, con una población de más de 100.000 habitantes, es el primer municipio donde el gobierno implementará las propuestas emanadas del Consejo de Seguridad Ciudadana, integrado por representantes de la empresa privada, diferentes iglesias, municipalidades, partidos políticos y la Fiscalía General de la República. Además cuenta con el apoyo de la OEA, organismos de Naciones Unidas y la Unión Europea.

"El llamado es a participar, a colaborar con las autoridades sobre todo a motivar a la juventud para que se incorporen a los programas de prevención, de educación, de salud, de recreación que se estarían impulsando a partir de esta iniciativa", declaró el procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, David Morales.

Señaló que hay un alto nivel de delincuencia y de violencia, "en el cual en los últimos meses los grupos delictivos generaron un derramamiento de sangre irracional e injustificable" y reconoció que las autoridades de Seguridad Pública han tenido también una respuesta "muy fuente en materia de persecución del delito", pero señaló que aunque es importante y necesario, "eso no basta".

Para el procurador, es necesario romper con el ciclo de la violencia "con una intervención integral que comprenda prevención, que vaya al auxilio de las víctimas, de las familias que están siendo golpeadas por la delincuencia y también hacer un esfuerzo en materia de recuperar a nuestra juventud, nuestra niñez en riesgo de seguir siendo reclutada por las pandillas".

Tomás Mineros, alcalde de Ciudad delgado, afirmó que "esta es una oportunidad de oro que le ha llegado al municipio y creemos que con la inversión que se va hacer podemos mejorar nuestra atención social de cara a los jóvenes y los niños para propiciar un buen ambiente al país".

El plan contempla una inversión de 2.000 millones de dólares en cinco años y se implementará en los 50 municipios más afectados por la violencia e incluye la creación de 250.000 empleos para jóvenes.

El Salvador es considerado uno de los países más violentos del mundo y la mayoría de los crímenes son atribuidos a las pandillas.