Fernández y Morales inauguran estatua de Juana Azurduy

La presidenta argentina Cristina Fernández y su homólogo boliviano Evo Morales inauguraron el miércoles en Buenos Aires una enorme estatua de Juana Azurduy de Padilla, heroína de la independencia sudamericana.

El acto de develación se concretó en el marco de la visita de dos días que Morales realiza a Argentina con el objetivo de afianzar las relaciones bilaterales.

Previamente, ambos mandatarios mantuvieron una reunión a puerta cerrada y firmaron convenios en temas de energía, explotación de hidrocarburos, salud, obras públicas y seguridad fronteriza.

El monumento en bronce, obsequio de Morales al pueblo argentino, se alza en una plaza situada detrás de la Casa Rosada --sede de gobierno_, donde estuvo emplazado el del navegante italiano Cristóbal Colón, que fue trasladado frente al río de La Plata en medio de fuertes polémicas.

"Agradecemos al presidente Morales esta donación. Es un magnífico homenaje que le hacemos a la generala Juana Azurduy", afirmó Fernández.

La presidenta argentina defendió tiempo atrás su decisión de remover de las cercanías de la casa de gobierno a quien en 1492 avistó tierras americanas y de situar en su lugar a la heroína de la independencia del Alto Perú porque "la casa de todos los argentinos tiene que estar representada por los que lucharon y dieron su vida por la independencia".

Con sus 15 metros de altura, si se toma en cuenta la base en la cual se asienta el conjunto escultórico, y sus 25 toneladas de peso, la estatua de Azurduy es la más grande de Argentina.

Andrés Zerneri, el artista argentino que la diseñó, esculpió a la mestiza con la mirada firme y un sable en la mano izquierda. Según el escultor, el gobierno boliviano invirtió un millón de dólares en la obra.

Azurduy nació en Chuquisaca, en la actual Bolivia, el 12 de julio de 1781. Se casó con Manuel Ascencio Padilla y juntos se sumaron a las guerras independentistas que comenzaron en 1809 en lo que hoy es territorio boliviano.

El acto de inauguración contó con la participación del Ballet Folclórico de Bolivia y la asistencia de cientos de miembros de la colectividad boliviana en Argentina y de simpatizantes del gobierno de Fernández, quien en diciembre dejará su cargo.

En una conferencia de prensa conjunta, Morales se refirió a la finalización del mandato de su par argentina.

"Me duele, es la última visita oficial, esperamos seguir trabajando como lo hicimos hasta ahora", dijo.

En tanto, Fernández expresó: "Con estabilidad democrática e integración regional hemos logrado muchas cosas y estoy segura que se van a seguir logrando entre dos naciones hermanas como Bolivia y Argentina".

Durante su contacto con la prensa, los mandatarios aludieron a los estrechos lazos forjados entre Argentina y Bolivia en los últimos años y destacaron los logros de sus respectivas gestiones.

Morales participará el jueves en un acto organizado por la Central de Trabajadores Argentinos en el estadio del equipo Racing Club, en apoyo a la causa boliviana de una salida soberana al mar, viejo reclamo ante Chile que ha llegado a la Corte Internacional de Justicia.

Posteriormente, Fernández y Morales volarán hacia Brasilia para asistir a la Cumbre de Presidentes del Mercosur.

En la ahora denominada Plaza Juana Azurduy se realizará hasta el sábado la "Fiesta Popular de la Integración", que incluye en su programa ferias de las colectividades --de artesanías y gastronomía-- y la presentación de numerosos conjuntos folclóricos en torno al flamante monumento en honor de la independentista americana.