Jueza prohíbe circulación libro acerca indígenas

Una jueza prohibió la circulación de un libro sobre indígenas que viven en aislamiento en un parque nacional del centro de la Amazonia ecuatoriana donde el gobierno quiere explotar petróleo.

Una de las coautoras del libro, Milagros Aguirre, dijo el jueves a The Associated Press que "todo esto me parece una locura, porque ahora vamos a discutir acerca de la censura del libro y no sobre la problemática de los indígenas en aislamiento voluntario".

La jueza Hilda Garcés prohibió la circulación y difusión porque pone en riesgo de que se vulneren los derechos de los niños cuyas fotografías aparecen en el libro.

Hace casi un mes el presidente Rafael Correa puso fin al mayor proyecto ambiental del país: dejar bajo tierra cerca de 900 millones de barriles de petróleo a cambio de donaciones por 3.600 millones de dólares por parte de la comunidad internacional, que en seis años aportó solamente 13,3 millones en efectivo.

El mandatario anunció la explotación de petróleo en el parque nacional Yasuní, una prístina zona de la Amazonia central, declarada por la Unesco reserva de la biosfera mundial. Ese parque es el hábitat de los pueblos tagaeri y taromenane, indígenas nómades que viven en aislamiento voluntario y rehúyen cualquier contacto con la civilización occidental.

Aguirre expresó que "más allá de la explotación del Yasuní lo que se debe debatir es las medidas de protección. Con explotación o sin explotación del Yasuní, se debe proteger la vida de estos pueblos".

Añadió que "nuestro interés no es salir en las portadas de los diarios con nuestro libro, nuestro interés es que se debata sobre la aplicación de medidas cautelares para proteger a estos pueblos, ese es el tema de fondo... queremos evitar futuras muertes en la Amazonia, ese es el concepto del texto y de este trabajo".

El gobierno ecuatoriano, mediante un comunicado, dijo que "en consonancia con su vocación de respeto irrestricto a la Constitución y la libre expresión de toda la ciudadanía ecuatoriana, rechaza total y absolutamente cualquier forma de censura, incluida el "prohibir la circulación y difusión por cualquier medio de la obra Una tragedia ocultada".

Añadió "finalmente y respetando la independencia de la Función Judicial, ratificamos el desacuerdo con este tipo de acciones. Quienes estamos comprometidos con la promoción de la educación, el pensamiento y la razón no podemos silenciarnos ante la censura, desde ningún punto de vista".

El fallo de Garcés, de la Unidad Judicial de Violencia contra la Mujer y la Familia de la corte provincial de Pichincha, se emitió instantes después de que había terminado la presentación del libro "Una tragedia ocultada" que habla acerca de los pueblos no contactados y sobre una de las últimas matanzas entre ellos.

Según el texto del fallo judicial, al que tuvo acceso AP, la prohibición obedeció al "riesgo inminente" de que se vulneren los derechos constitucionales de la niña que aparece en la portada de la invitación e imágenes similares de la menor y otros niños en el interior de la publicación. "Solicitamos se sirva implementar como medida cautelar se prohíba la circulación y difusión por cualquier medio" del texto.

La jueza se refiere a dos niñas que fueron secuestradas por otro grupo indígena, los wuaorani, luego de que presuntamente perpetraran una matanza en lo profundo de la selva contra la familia de las menores. Las autoridades nunca hallaron los restos de las presuntas víctimas.