Panam: Se prolonga festín colombiano en las pesas

Dos medallas de oro más en las pesas ratificaron el martes el poder de las mujeres colombianas en Toronto.

Colombia dijo presente por cuarto día en la fiesta del oro en que ha transformado el levantamiento de pesas de los Juegos Panamericanos, con su plusmarquista Ubaldina Valoyes y Leidy Solís.

Valoyes se impuso en la división de los 75 kilogramos para colgarse la cuarta medalla de oro en estas justas.

"Es muy gratificante obtener otro oro y darle alegría a mi gente", dijo. "Las muchachas y todo el equipo que vino a Toronto están muy bien preparados".

Previamente su compatriota Solís agregó la segunda de oro panamericano a su registro con su triunfo en la final de los 69 kilos, en que fulminó tres marcas continentales impuesta por compatriotas.

Colombia se llevó así dos de las tres finales de la penúltima fecha para alejarse en el medallero con ocho oros, tres platas y dos bronces.

La otra final, en varones 94 kilogramos, la ganó el estadounidense Kendrick Farris y le dejó la plata a su compatriota Norik Vardanian y el bronce al cubano Javier Vanega.

Cinco de los últimos oros colombianos fueron gracias a la fuerza dominante de las damas.

Valoyes, de 33 años, fue la última en dar cátedra, aunque se quedó con las ganas de romper sus propias marcas. Lo intentó en el arranque y el envión pero se quedó corta en ambas ocasiones.

La colombiana dominó la prueba con un total de 247 kilogramos, en una competencia en que la chilena Fernanda Valdés se quedó con la plata al totalizar 231 y metió a su país al medallero de las pesas. Jaqueline Ferreira, de Brasil, se llevó el bronce con un registro de 230.

Valoyes había logrado oros en los Panamericanos de Santo Domingo 2003, Río de Janeiro 2007 y Guadalajara 2011.

Previamente Solís se impuso al totalizar entre arranque y envión 256 kilos, una nueva marca panamericana en los 69 kilos. En el arranque (111) y el envión (145) también impuso récords en las justas.

La oriunda de Tuluá había ganado oro en Río de Janeiro en 2007, aunque se perdió el viaje a Guadalajara debido a un embarazo.

Pérez se consagró nuevamente a pesar de que hace tres años sufrió un accidente estando embarazada, en que se lesionó gravemente el antebrazo y requirió de una cirugía.

En esa prueba de los 69 y en un duelo aparte, la ecuatoriana Neisi Dajomes se aseguró la plata y la mexicana Aremi Fuentes el bronce.

Fue una plata enorme para la juvenil Dajomes, pues se recuperó de un desmoronamiento momentáneo sufrido en el envión y logró terminar con el segundo lugar.

"Fue un susto solamente", dijo. "Ahora quiero festejar esta plata".