Panam: Argentino Grabich logra el oro en natación

El nadador argentino Federico Grabich se apuntó el mayor éxito deportivo en su vida al conquistar el martes el oro en los 100 metros libres en los Juegos Panamericanos, una conquista que además revive a la natación argentina tras el retiro de José Meolans.

Grabich, de 25 años y bronce en Guadalajara 2011 (relevo 4x100), se proclamó monarca continental en Toronto, con un tiempo de 48,26 segundos, con el cual mejoró por más de 30 décimas su tiempo de la eliminatoria y consiguió la clasificación a los Juegos Olímpicos de Río.

Con este tiempo, además, estableció un nuevo récord argentino.

La última medalla de oro para Argentina en natación había sido de Meolans en Santo Domingo 2003.

"Es algo lindo poder repetir para nuestro país en un panamericano, que todos saben no es fácil", dijo Grabich. "Mi referente fue José desde muy chico. Siempre fue mi ejemplo a seguir", agregó.

La plata fue para el canadiense Santo Condorelli, quien paró el cronómetro en 48,57, y el bronce para el brasileño Marcelo Chierighini, con un registro de 48,80.

Grabich compitió más tarde en la posta 4x100, en la que Argentina se quedó con las manos vacías de medallas en el último tramo, en el que el equipo de Estados Unidos le arrebató el bronce.

El medallista es parte de una nueva generación de nadadores argentinos que han dado un salto de calidad de la mano del entrenador australiano Bill Sweetenham, contratado en el marco de un plan de desarrollo deportivo que comenzó en 2009 y se financia con un impuesto a las llamadas móviles.

"Nos dio un entrenamiento muy distinto al que estábamos haciendo y me dio mucho resultado. A partir del año pasado empecé a sentir el cambio", dijo el nadador.

Antes de Sweetenham "la natación argentina no tenía mucha confianza, nos dio trabajo específico para ir cambiando esa mentalidad. Es un entrenamiento completamente diferente al que estábamos acostumbrados", explicó Grabich.

De Casilda, provincia de Santa Fe, cuna da nadadores, Grabich ya se había asegurado el boleto a Río para los 200 metros libres en el reciente Gran Prix de Arizona.

Grabich surgió del programa Detección de Nuevos Talentos del gobierno de Santa Fe, al que ingresó a los 14 años, mientras jugaba al básquetbol.

El joven dice que su aspiración es convertirse en el "Usain Bolt" de la natación. Al parecer va por buen camino.

"Me gustaría seguir con este nivel, quiero que la natación argentina crezca y ser parte del crecimiento. Me encantaría tener buen nivel y llegar a final olímpica", aseveró.