El jefe del equipo negociador del gobierno colombiano en el proceso de paz con las FARC, Humberto De la Calle, dijo el jueves que no considera una amenaza el anuncio del máximo comandante de esa guerrilla de que revelará los detalles de la negociación que se lleva adelante en Cuba.

"Para el gobierno la supuesta revelación de lo ocurrido en La Habana no constituye ni puede constituir ninguna amenaza", aseguró De la Calle en una declaración a la prensa en el norte de Bogotá en la que no aceptó preguntas.

El jueves, el máximo comandante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, "Timoleón Jiménez" o "Timochenko", hizo público un comunicado en el que sostuvo que "ante tan grande ofensiva discursiva y mediática (del presidente Juan Manuel Santos) contra nosotros y lo que sucede en la mesa (de negociación), con el exclusivo propósito de que el país y el mundo conozcan en verdad lo que ocurre, he decidido autorizar a nuestros voceros en La Habana la elaboración de un informe al pueblo colombiano".

Según De la Calle, "ni una sola de las intervenciones del gobierno en La Habana se ha salido de los más estrictos lineamientos del Estado de derecho y de la preservación del sistema democrático".

En síntesis, enfatizó, "no puede haber ni aceptamos amenazas de ninguna naturaleza".

Santos ha dicho que ya es hora de resolver el conflicto armado interno. "Llevamos ya un año prácticamente negociando y solamente tenemos acuerdos en un punto y la paciencia del pueblo colombiano y el mundo entero es limitada".

El domingo el gobernante dijo en Nueva York que "nadie le ha dado tan duro a las FARC como este servidor".

Esas declaraciones, según Timochenko, cuyo verdadero nombre es Rodrigo Londoño Echeverry, apuntan "a señalar con un grave e irresponsable sesgo que el conflicto armado colombiano, la guerra, esa que ha dado en llamar mula o vaca muerta atravesada en el camino, es atribuible de manera exclusiva a la insurgencia".

El gobierno, agregó el jefe rebelde, "presiona (el proceso de paz) con el cuento de que el tiempo y la paciencia de los colombianos se agotan". Insistió en que para que la negociación llegue a buen puerto las decisiones que se tomen deben ser consensuadas.

Los delegados rebeldes en Cuba están encabezados por Luciano Marín Arango, alias "Iván Márquez", y Jorge Torres Victoria, alias "Pablo Catatumbo", y otros cuatro comandantes guerrilleros.

Desde fines del año pasado las FARC y el gobierno de Santos adelantan en la capital cubana un proceso de paz para tratar de poner fin a casi 50 años de confrontaciones entre las partes.