Georgia acusa a Rusia de mover frontera cerca de oleoducto

El gobierno de Georgia acusó a tropas rusas de volver a trazar una sección de la frontera que separa a Georgia de su región escindida de Osetia del Sur y tomar poder de parte de un oleoducto internacional como consecuencia.

Georgia dice que la frontera fue empujada casi un kilómetro (media milla) hacia el interior de su territorio, lo que dejó la sección del oleoducto Baku-Supsa operado por BP en territorio controlado por Rusia.

La nueva frontera también está a sólo 500 metros (yardas) de la carretera principal que corre de la capital de Georgia al mar Negro.

Periodistas georgianos protestaron el martes en el pueblo fronterizo de Khurvaleti para solicitar el final de la "ocupación rusa".

Rusia ha tenido a tropas en Osetia del Sur desde la guerra del 2008 contra Georgia, una antigua república soviética ahora alineada con Occidente.