Por lo menos 23 personas murieron y decenas resultaron heridas el jueves por la explosión de bombas en mercados en Bagdad y alrededores, dijeron las autoridades.

Tres bombas estallaron simultáneamente en el pueblo chií de Sabaa al-Bour, a unos 30 kilómetros (20 millas) al norte de la capital iraquí.

La policía dijo que las explosiones --dos en la entrada del mercado y una en el interior-- se produjeron en momentos en que el local estaba lleno de compradores y dejaron 16 muertos y 41 heridos.

El ataque tuvo lugar poco después que una bomba estalló en el mercado al-Athorien en el vecindario de Dora, al sur de Bagdad. La policía dijo que hubo 7 muertos y 17 heridos.

Los insurgentes en Irak suelen atacar lugares atestados como mercados, cafés y mezquitas para causar el mayor número de bajas. Más de 4.000 personas han muerto en hechos de violencia en los últimos meses.

Todos los informantes hablaron con la condición del anonimato por no estar autorizados a hablar con la prensa.

Nadie se atribuyó inmediatamente los ataques pero llevan el sello de la filial de al-Qaida en Irak, conocida como Estado Islámico de Irak.

Se cree que al-Qaida intenta capitalizar el descontento de la minoría suní contra el gobierno iraquí de mayoría chií por lo que considera discriminación.