Panam: Colombia gana bronce en clavado sincronizado

Tras una actuación histórica para Colombia en Juegos Panamericanos, el clavadista Víctor Ortega sólo tiene un pedido: una piscina techada.

"Sería muy bueno contar con una piscina en condiciones para seguir mejorando el nivel y no solo pensar en estar en el podio sino empezar a pensar en grande y convencernos de que podemos ser campeones", dijo Ortega en entrevista con The Associated Press.

Un día después de obtener una histórica medalla de plata para un clavadista colombiano en la justa continental, Ortega y su compatriota Juan Guillermo Ríos obtuvieron la medalla de bronce el lunes en la final de clavados sincronizados desde plataforma de 10 metros en el Centro Acuático de Toronto.

"Muy contentos por el resultado, por hacer historia pero acá no se termina. Vamos a seguir mejorando, a crecer como país. La idea es llevar cada vez más atletas a los juegos internacionales y que Colombia compita en cada una de las pruebas de clavados", indicó el clavadista de 27 años, oriundo de Medellín.

Ortega, ganador de un bronce también en sincronizado en los Panamericanos de Río 2007, confía que la actuación en Toronto ayude a que las autoridades deportivas de su país tomen nota del pedido.

"En Colombia las dos piscinas en las que se practican clavados son al aire libre. El circuito mundial exige piscinas techadas, venimos desde hace tiempo haciendo un llamado de conciencia a los dirigentes para que tengan presente que necesitamos tener pileta apta para llegar mejor preparados", detalló el atleta, que estudia abogacía.

La diferencia con una techada no es menor pues "los colores cambian, el ruido es diferente, la luz también. Si estas medallas pueden ayudar en algo sería muy lindo".

Los cubanos Jeinkler Aguirre y José Antonio Guerra ganaron la presea dorada con una calificación de 439.14, mientras los canadienses Philippe Gagné y Vicent Riendeau obtuvieron la de plata con 404.34

Por su parte, Ríos destacó que la actuación en Toronto demuestra que "en clavados somos unas de las potencias en América y queremos trabajar más duro".

"Demostramos que estamos entre los grandes", avisó.