EEUU considera capacitar a soldados del ejército de Ucrania

Estados Unidos está considerando un plan para extender la capacitación militar que brinda a las fuerzas ucranianas para incluir a soldados del ejército, dijo el lunes el comandante de las fuerzas armadas estadounidenses en Europa, describiendo una potencial medida que conlleva el riesgo de incrementar las tensiones con Rusia.

Moscú ya acusa a Washington de fomentar un sentimiento antirruso en el este de Europa. Estados Unidos rechaza tal aseveración y dice que tropas rusas están respaldando a combatientes separatistas en el este de Ucrania, violando la soberanía de esa nación.

Aproximadamente 305 soldados estadounidenses están actualmente en el oeste de Ucrania entrenando a fuerzas del Ministerio del Interior de ese país --llamadas guardias nacionales_, las cuales operan en puntos de revisión y realizan otras tareas militares pero no son tropas de combate en la línea de fuego.

El teniente general Ben Hodges, comandante del Ejército de Estados Unidos en Europa, destacado en Alemania, dijo a reporteros en el Pentágono que se está revisando un programa de entrenamiento para soldados regulares del ejército ucraniano.

"Tiene que ser algo en lo que Ucrania y Estados Unidos y otras naciones participantes estén de acuerdo", dijo Hodges, y agregó que sería similar al tipo de entrenamiento que se proporciona actualmente a los guardias nacionales cerca de Leópolis, en la proximidad de la frontera polaca. En la capacitación podría considerarse el tema de defensa contra guerra electrónica, incluyendo intercepción de comunicaciones y el tipo de interferencia intencional electrónica que se dice están realizando fuerzas rusas en el este del país.

Hodges dijo que los capacitadores estadounidenses también están aprendiendo de los ucranianos.

"Nadie de nosotros ha estado bajo artillería rusa como lo han estado los ucranianos", señaló.

Ucrania ha combatido contra separatistas respaldados por Rusia en la región este de la nación desde abril de 2014. A pesar de que la comunidad internacional consiguió un cese al fuego en febrero, ha continuado el combate esporádico, y ambas partes se acusan de bombardear sus posiciones.

Estados Unidos ha pedido a Rusia que deje de intervenir y ha impuesto sanciones económicas cada vez más duras sobre Moscú. Ha proporcionado ayuda no letal a los ucranianos, pero hasta ahora la Casa Blanca no ha ofrecido ningún arsenal ofensivo.

En sentido más amplio, Washington ha intensificado sus ejercicios militares en Europa para devolver la confianza a aliados de la Organización del Tratado del Atlántico Norte que se encuentran cerca de las fronteras de Rusia.