Canadá saca sus garras en los Panamericanos

Poco antes de dar comienzo a los Juegos Panamericanos, el presidente del Comité Olímpico de Canadá quitó hierro a la afirmación de que la dirigencia del país anfitrión tal vez se había excedido en su reclamo de buenos resultados a sus atletas.

Pero los dueños de casa respondieron al desafío desde el principio, apoderándose el sábado del primer título adjudicado en la cita de Toronto y totalizar cuatro medallas de oro dentro de una jornada en la que la clavadista mexicana Paola Espinosa atrapó la séptima corona continental al repetir como campeona en la plataforma individual.

México arrasó en los clavados, ya que Rommel Pacheco se consagró campeón en el trampolín.

Aunque atrapó dos preseas doradas en el levantamiento de pesas, cortesía de Óscar Figueroa y Habib de las Salas, la jornada dejó un sabor amargo para Colombia debido al fiasco sufrido por Mariana Pajón, su campeona olímpica de BMX que se cayó en la primera curva de la final y se despide de Toronto con las manos vacías.

"Canadá es su patria, estos son sus juegos. Este es su legado. Saquen provecho".

Esa fue el grito de consigna de Curt Harnett, el ex ciclista de pista que es el responsable del contingente de 719 atletas del anfitrión.

Los canadienses ambicionan el segundo lugar en el cuadro de medallas e incluso no descartan tumbar a Estados Unidos, rey histórico de las justas, de la cima. Pero el gran objetivo es que los mismos establezcan una base firme para que el país se convierta en una auténtica potencia en las olimpiadas de verano.

"Ellos mismos nos dicen que debemos exigirles más", señaló Marcel Aubot, el presidente del comité olímpico canadiense.

Cumplida la primera jornada, Canadá quedó al frente de la tabla con cuatro oros y un total de ocho preseas. La tanda de triunfos canadienses comenzó temprano con las tripulantes del K4 en canotaje femenino, prosiguió con un monopolio de las dos finales de nado sincronizado y culminó con Tory Nyhaug en el BMX masculino.

Estados Unidos, que sumó triunfos con su equipo masculino de gimnasia artística, BMX femenino (Felicia Stancil) y aguas abiertas femenino (Eva Fabian)

México y Colombia se ubican un escalón abajo, con dos oros cada uno.

Erigiéndose como la atleta mexicano con más título en la historia de los juegos, Espinosa fue la estrella individual del sábado al imponer su jerarquía al remontar en la final de una prueba en la que reinó en las dos citas anteriores.

Pero las lesiones y fallecimiento de su padre le habían mantenido alejada de las competencias en los últimos dos años.

"Estoy feliz, no me esperaba un regreso tan padre (bueno)", dijo Espinosa, de 29 años. "Vine a los Panamericanos a probarme. Me sentí como antes ante rivales muy competitivas como las canadienses".

Chile, Ecuador y la República Dominicana también estrenaron su columna en el cuadro de medallas:

--La chilena Bárbara Riveros se coronó en el triatlón femenino y también sacó pasaje para competir el año entrante en los Juegos Olímpicos de Río.

--En una triunfo inédito para el judo de su país, el ecuatoriano Lenín Preciado destronó el brasileño Felipe Kitadai al vencerle en la final de menos 60 kilos.

--Con par de récords de los juegos, la dominicana Cándida Vásquez se coronó en la categoría de los 48 kilogramos de pesas.