Papa Francisco apela por policía secuestrado por guerrilla

El papa Francisco apeló el sábado por el policía Edelio Morínigo, quien desde hace un año y una semana se encuentra secuestrado por el grupo guerrillero Ejército del Pueblo Paraguayo.

"Alguien me dijo: 'fulano de tal está secuestrado por el ejército, haga algo'. Yo no digo si es verdad o no, si es justo, no es justo, pero uno de los métodos que tenían las ideologías dictatoriales del siglo pasado era apartar a la gente, o con el exilio, o prisión en el caso de los campos de exterminio, nazis o estalinistas", dijo el papa al final de un encuentro con organizaciones sociales en el segundo día de una visita a Paraguay.

Horas más tarde, el vocero del Vaticano, el sacerdote Federico Lombardi, confirmó en rueda de prensa que el pontífice se había referido a Morínigo.

El pontífice hizo una "referencia muy breve a un policía que está secuestrado hace un año por un grupo de lucha, Ejército del Pueblo Paraguayo. Pienso que lo que hizo el papa fue una apelación a empeñarse a buscar una solución. Esto es lo que entendí", dijo el vocero del Vaticano.

El grupo guerrillero es también conocido por sus siglas EPP.

Presente en la conferencia de Lombardi, el portavoz de la iglesia paraguaya, Mariano Mercado, definió al EPP como un grupo "de delincuentes" y dijo que algunas personas habían entendido equivocadamente que el papa se había referido al ejército nacional, cuando en realidad había querido nombrar al grupo guerrillero.

El EPP, brazo armado del Partido Patria Libre -de tendencia izquierdista y sin representación parlamentaria-, opera desde 2008 en el norte del país, donde ataca puestos policiales, militares y haciendas. Desde entonces ha matado al menos a 40 personas, incluidos militares, policías y civiles.