La soldado Chelsea Manning, que fue acusada de filtrar información clasificada, está siendo evaluada en una prisión militar por desorden de identidad de género, dijo el abogado que la defendió, quien espera que el ejército permita que Manning reciba terapia hormonal.

El abogado en materia civil David Coombs habló ante más de 150 estudiantes en la Facultad de Leyes de la Universidad Roger Williams, donde él ha dado clases. Manning, de 25 años y anteriormente conocido como Bradley, está pagando una sentencia de 35 años luego de ser encontrado culpable en julio de espionaje y otros delitos por enviar más de 7.000 documentos y algunos videos de batallas al sitio de internet WikiLeaks. Después de ser sentenciado, dijo que deseaba vivir como mujer y recibir terapia hormonal. El ejército previamente había dicho que no se la proporcionaría.

Coombs dijo que la prisión militar en el Fuerte Leavenworth, en Kansas, llevó a un experto a quien no identificó el abogado, para evaluar la salud mental de Manning, incluyendo la disforia de género que ya se le había diagnosticado. La disforia de género es cuando una persona tiene una identidad sexual diferente a su sexo biológico.

Antes del juicio, dos especialistas en comportamiento del ejército diagnosticaron que Manning tenía disforia de género, pero la institución ha dicho que los prisioneros deben ser reevaluados cuando son trasladados a una nueva instalación.

"Parecen ser personas con el corazón en el lugar correcto. Quieren asegurarse de que hacen lo correcto en el mejor interés de Chelsea", dijo Coombs.

"Tengo confianza en que van a hacer una evaluación honesta, por eso estoy esperando que cuando ellos hagan eso, que resulte en ese tratamiento", agregó el abogado.