Seis muertos en enfrentamiento en frontera norte de México

Un enfrentamiento el sábado en la ciudad fronteriza de Matamoros dejó seis personas muertas, entre ellas un policía estatal, y dos civiles heridos, informaron las autoridades.

Un funcionario del Grupo de Coordinación Tamaulipas --el equipo encargado de la seguridad en este estado del norte de México, donde se encuentra Matamoros en la frontera con Texas-- había informado previamente a la AP que el número de fallecidos era de siete, cifra que fue corregida posteriormente.

Según el comunicado oficial, el enfrentamiento tuvo lugar a las 8 a.m. cuando policías estatales patrullaban la zona y fueron agredidos por delincuentes que iban en cuatro vehículos.

"Los policías estatales abatieron a cuatro delincuentes cuyos cuerpos quedaron en el interior de un automóvil" que chocó contra el portón de un restaurante, señala el texto. En ese momento quedó gravemente herido un policía, el cual murió cuando recibía atención médica.

Después del intercambio de disparos, los criminales huyeron. Se inició una persecución, en la que también participaron policías federales, y un nuevo tiroteo hizo que ciudadanos de la zona afectada pararan sus actividades durante al menos una hora.

"Los agresores lograron escapar", añade la nota de prensa, y fue ahí donde "dos personas civiles ajenas a los hechos resultaron heridas cuando iban transitando pero están fuera de peligro".

En las calles aledañas fue encontrado el cuerpo del quinto presunto delincuente, el cual presentaba varios impactos de bala.

Aunque no se ha mencionado a qué grupo pertenecen los caídos, se cree puedan ser integrantes del Cártel del Golfo, ya que esta ciudad ha sido su bastión durante varios años.

El gobierno de Tamaulipas aseguró que el motivo de esas muertes fue que el grupo criminal andaba investigando el supuesto ingreso a ese lugar de otra facción de ese cártel con la que actualmente se encuentran en disputa por el control de la zona de trasiego de droga.

Ciudades fronterizas y vecinas a Matamoros, como Río Bravo y Valle Hermoso, han tenido un repunte de violencia en los últimos días cuando en un ejido fueron acribillados cinco integrantes de una misma familia, entre ellos dos menores de edad.

___

EDITORES: Este despacho fue enviado para corregir la cifra de muertos de siete a seis.