Negociaciones con Irán pasan la marca de las dos semanas

Las negociaciones en Viena en torno al programa nuclear iraní superaron el sábado la marca de las dos semanas y tanto Estados Unidos como Irán amenazaban con abandonarlas.

A pesar de algunos indicios de avances desde que el secretario de Estado norteamericano John Kerry y el canciller iraní Mohammad Javad Zarif intercambiaron acusaciones de retractación el jueves, fuentes diplomáticas dijeron que no estaba claro si los negociadores podrían cumplir el plazo del lunes, el cuarto desde la reanudación de las conversaciones hace 15 días.

Kerry y Zarif se reunieron el sábado con la encargada de relaciones exteriores europea Frederica Mogherini y luego conferenciaron con otros ministros de exteriores. El alemán Frank Walter Steinmeier y el francés Laurent Fabius se encontraban en Viena y el británico Phillip Hammond arribaba en las próximas horas.

Los cancilleres de China y Rusia han dicho que irán a Viena si parece inminente un acuerdo.

El viernes, Kerry destacó el "clima (...) muy constructivo, pero recordó que falta resolver "asuntos muy difíciles".

Sin embargo, el día anterior declaró por segunda vez en la ronda actual que las negociaciones no podían continuar por tiempo indeterminado. Advirtió que Washington estaba dispuesto a ponerles fin y desafió a Irán a tomar las decisiones difíciles necesarias para lograr un acuerdo.

Por su parte, Zarif acusó a Estados Unidos y sus socios europeos de retractarse de sus compromisos y pidió a Washington que desista de su "obsesión" por las sanciones.

El acuerdo tiene por objetivo imponer restricciones prolongadas y verificables a los programas nucleares iraníes que se podrían adaptar para la fabricación de armas, a cambio de levantar parcialmente las restricciones sobre Teherán.