Vuillermoz gana 8va etapa de Tour de Francia; Froome líder

El ciclista local Alexis Vuillermoz ganó la octava etapa de la Tour de Francia el sábado al lanzar un ataque en la escalada final de la jornada mientras el británico Chris Froome mantuvo la camiseta amarilla del líder y el campeón defensor, el italiano Vincenzo Nibali, perdió segundos valiosos.

La etapa, de recorrido básicamente plano de 181,5 kilómetros (112,5 millas) comenzó en Rennes y finalizó con una corta y demandante subida de 2 kilómetros (1,2 millas) en Mur de Bretagne.

Vuillermoz hizo un ataque temprano que Froome respondió a unos 850 metros de la meta, con lo que ocupó brevemente la primera posición.

Pero el francés volvió a la carga con poder y levantó ambos brazos al cruzar la línea de meta, lo que significó el primer triunfo para los franceses en la Tour.

"Felicitaciones a Vuillermoz. Fue una gran victoria, es muy fuerte", dijo Froome, ganador de la prueba en 2013. "Fue un ascenso muy duro y mi equipo hizo un gran trabajo para ponerme al frente".

Vuillermoz, un especialista en ciclismo de montaña, finalizó tercero en la tercera etapa, que también finalizó con una pronunciada subida.

"Desde niño siempre tuve el sueño de ganar una etapa en el Tour", dijo Vuillermoz, de 27 años. "Perdí a mi padre hace tres años. Hoy pensé mucho en él y espero que esté orgulloso de mí. Él me heredó la pasión por la Tour de Francia y con sus amigos y primos dormía en el recorrido de las etapas".

El británico Dan Martin quedó en segundo mientras el español Alejandro Valverde llegó en tercero.

El ascenso causó dificultades a algunos competidores y el campeón defensor, el italiano Vincenzo Nibali se rezagó 10 segundos en relación a Froome y sus otros rivales en la disputa por el triunfo en la competencia: Alberto Contador, dos veces ganador de la Tour, el segundo lugar de la edición 2013, el colombiano Nairo Quintana y el estadounidense Tejay Vangarderen, quien ha iniciado sólidamente la prueba.

El recorrido pasó por la campiña bretona y pasó frente al imponente castillo de Hac, construido en el siglo XV para luego ascender. Hacia el final Froome se colocó en el lado derecho del pelotón mientras Vuillermoz y otros dos estaban al frente. Luego lanzó uno de sus tradicionales ataques relampagueantes pero Vuillermoz respondió de la misma manera por lo que británico lo dejó ir y entró a la meta 10 segundos después en la octava posición.

Detrás de ellos, Nibali llegó en la 30ma posición con un ritmo descompuesto.

"No me sentí muy bien", dijo Nibali. "No pude responde cuando aceleraron".

La décima etapa, el domingo, es contrarreloj por equipos y el lunes es día de descanso.

Tras un duro inicio en el que se han registrado tres choques, en que los ciclistas han sufrido los vientos cruzados y un calor desgastante, el descanso es un alivio. En especial porque el martes comienza un duro ascenso de tres días en los Pirineos.

"Me siento bien en este momento. No puedo decir si me siento mejor o peor que en 2013", dijo Froome. "Cuando lleguemos a los Pirineos empezará la disputa por la camiseta amarilla".