Paulino Monroy busca canciones que perduren

Para el músico mexicano Paulino Monroy, quien ha colaborado con Erick Rubín y abierto conciertos para Pablo Alborán, el lanzamiento de su álbum debut "Larga duración" implicó años de trabajo.

Lo tituló así por tratarse de un disco de más de 10 canciones como en el viejo formato de "Long Play".

"Y también un poco el capricho de poder hacer canciones no persiguiendo la fama y la fortuna y el éxito y la moda, más bien hacer canciones que perduren y que estén ahí por largo tiempo, de larga duración", dijo en una entrevista reciente con The Associated Press.

Hace cuatro año comenzó a planear el disco, que salió a la venta el viernes. Lo grabó totalmente en Nueva York, en el estudio Ecxello Recording de Brooklyn, con intervenciones de músicos desde Miami y Chile. El álbum es coproducido por los chilenos Koko Stambuk y Christopher Manhey.

"Estuve un mes y medio allá", señaló Monroy sobre la experiencia, que calificó de inspiradora. "Hicimos un poquito el esfuerzo de hacer un disco como se hacían antes... al final se creó un campechano (mezclado) entre cómo se hacían los discos antes y cómo se hacen los discos ahora", apuntó sobre darse el tiempo de hacer sesiones en el estudio y no realizar todo el trabajo por su cuenta como suelen hacer muchos artistas en la actualidad.

Monroy se considera fan de los Beatles, a los que destaca por su universalidad, y como ellos espera llegar a un público de edades diferentes.

"El hilo conductor creo yo que es la influencia principal que es el rock and roll, y además también el gusto por la lectura, por la poesía, por tratar de tener una frescura, no caer tanto en el cliché y tratar de proponer algo en el mundo del pop, que es finalmente al cual estamos expuestos".

Escribió las letras de todas las canciones, como "Conexión espiritual" y "Tú y yo y ya". La excepción fue "Disparaste a matar", la cual coescribió con el exmiembro de Timbiriche Erick Rubín y que actualmente suena en la radio mexicana.

"La verdad es que estoy contento y agradecido con Erick porque cada que puede habla de mí, me echa porras", dijo.

Monroy estudió en un conservatorio y también con su abuela, que tenía una escuela de piano clásico. Además de piano toca la batería y la guitarra y también ha producido a otros artistas.

Fuera de la música disfruta del cine, la fotografía, leer y viajar: "Mi vida gira en general 80% alrededor de esas actividades".

Originario de Celaya, en el estado central de Guanajuato, ha dado conciertos en Colombia y en Chile, donde ya cuenta con un público cautivo. Fue abridor de Alborán en su gira por México, incluyendo su concierto en el Auditorio Nacional.

"Aprendí mucho de él, sobre todo la manera en la que fue edificando toda su carrera, es un tipo muy responsable, muy dedicado... Sabe que lo quiero y lo admiro", apuntó sobre el cantante de Málaga.

En los próximos meses Monroy realizará una gira por México, con paradas por Guadalajara y Monterrey. Su fecha más próxima es el 31 de julio en el Lunario del Auditorio Nacional.

"Quisiera ofrecer toda una experiencia para el que vaya, que no pare en un concierto de ir a escuchar y ya sino que sea más interactivo", expresó.

Tendrá a varios invitados sorpresa y como abridor al colombiano Manuel Medrano.

"Me identifico con él porque tiene una carrera de algunos años", dijo. "A mí me hizo indudablemente tenderle la mano como muchos otros artistas los han hecho conmigo".

___

En internet:

http://www.paulinomonroy.com/