Mónica Puig busca desahogo en los Juegos Panamericanos

Mónica Puig fue eliminada en la primera ronda en seis de sus últimos siete torneos, y está con un pie afuera del Top 100 del tenis femeninos.

Apartarse del circuito de la WTA, para disputar los Juegos Panamericanos con la bandera de Puerto Rico, es una suerte de respiro ante la sucesión de malos resultados.

"No siempre vas a tener la mejor de las temporadas, pero tengo que enfocarme en el presente", declaró Puig el viernes. "Siempre que juego con la camiseta de Puerto Rico lo hago con una energía especial y aquí me ayudará todo el ambiente diferente al estar compartiendo con toda la delegación boricua".

En el año, Puig cuenta con un balance de 11-18 y aparece en el puesto número 91 de la clasificación, después que el año pasado logró alcanzar el 41, el más alto en su carrera, y también obtuvo el primer título al consagrarse en el torneo de Estrasburgo, Francia.

"Mi obligación es seguir trabajando para buscar soluciones para mejorar en la segunda parte del año", dijo Puig. "Creo que las experiencias de este año que me ha ayudado para madurar".

Estos son los segundos Juegos Panamericanos a la acude Puig. Se adjudicó una medalla de plata en sencillo en la anterior edición, de Guadalajara 2011 con 17 años. También ganó el oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz el año pasado.

Aparece como segunda cabeza de serie del torneo de Toronto 2015, por detrás de la estadounidense Lauren Davis, 75 en el ranking. Recibió pase directo a la segunda ronda por lo que su debut será el domingo.

"Aquí estoy por el oro para Puerto Rico, pienso solo en el oro", dijo Puig, ahora con 21 años.