Chilenos detenidos en Bolivia en visita del papa Francisco

La policía boliviana detuvo temporalmente a dos jóvenes chilenos durante la visita del papa Francisco a Bolivia por no portar sus documentos,según informó el viernes el ministerio de Gobierno.

Los jóvenes pretendían entregarle al papa una carta de protesta por el nombramiento del obispo Juan Barros, a quien acusan de proteger a un cura implicado en varios casos de pederastia.

En un comunicado, el ministerio de Gobierno señaló que los dos jóvenes fueron llevados a migración para regularizar sus papeles, por no portar en ese momento sus documentos. Inicialmente se informó que los detenidos eran tres.

"En todo momento... los dos jóvenes recibieron un trato hospitalario de los funcionarios de esa dependencia, pese a que su situación inicial de indocumentados ameritaba otro tipo de acciones", agregó el comunicado oficial.

"Papa Francisco por qué nos abandonaste, Osorno Chile", se leía en el medio de la bandera de ese país con la que esperaban al papa, contó a The Associated Press el viernes Carlos Claret, un dirigente de los laicos de la ciudad chilena de Osorno que llegó a Santa Cruz junto a dos compañeros.

Claret explicó que como horas antes el papa había mencionado que Chile y Bolivia debían dialogar sobre la causa marítima, la policía creyó que su protesta era contra eso.

Los jóvenes fueron detenidos en la calle por la policía boliviana, que estaba movilizada por el operativo de seguridad dispuesto por la visita del pontífice.

El coronel Edwin Oblitas de interpol Santa Cruz, informó a la Associated Press que los detenidos fueron conducidos al Comando Departamental de la Policía porque tenían una pancarta.

"No me acuerdo de que era, pero si los llevamos al Comando y ahí la policía departamental se hizo cargo no sé si estuvieron en calidad de detenidos", explicó.

"Nuestra causa es totalmente diferente. Es estúpido porque nos quitaron la oportunidad de hacerle llegar la carta en contra la designación de Barros", explicó Claret.

Barros fue designado obispo de Osorno en enero y generó críticas por su cercanía con el cura Fernando Karadima, condenado por el Vaticano a una vida de penitencia y oración por abusar sexualmente de menores.

Bolivia presentó hace dos años una demanda ante la Corte Internacional de La Haya en la que pide a Chile dialogar el tema marítimo. La Paz reclama una salida al mar después de perder su acceso al océano Pacífico en una guerra con ese país en el siglo XIX.