Morales insiste en cambiar la sede de la ONU

El presidente de Bolivia Evo Morales combinó el miércoles las habituales críticas que formula a Estados Unidos y el capitalismo en sus presentaciones ante la Asamblea General de las Naciones Unidas con un llamado a cambiar la sede del organismo.

La sede, sostuvo, "debe estar en un territorio, un estado donde hayan aprobado todos los tratados de la ONU".

Estados Unidos "nunca ha ratificado tratados relacionados con los derechos humanos, con los derechos de la madre tierra", dijo Morales. "No se garantizan visas, no se garantizan sobrevuelos", agregó, aludiendo al anuncio del presidente venezolano Nicolás Maduro de no venir a la Asamblea por desacuerdos sobre la ruta de su avión.

"Bloquear el espacio aéreo, no dar garantías para la presencia en este foro... ¿Cómo podemos estar seguros en una reunión de la ONU en Nueva York?", dijo Morales. "Tal vez no todos, pero algunos que no compartimos con el imperialismo y el capitalismo nos sentimos totalmente inseguros" en esta ciudad, señaló el mandatario. "Les pido que no por miedo sean cómplices de una actitud tan soberbia con los pueblos del mundo".

El presidente boliviano dijo que "solo dos o tres países" apoyan el bloqueo de Estados Unidos a Cuba. "Pero no se respeta" esa mayoría. "¿Para qué venimos a la ONU?", preguntó.

"No sé si ya creemos en las Naciones Unidas".

La andanada contra Estados Unidos continuó cuando Morales cuestionó el espionaje de ese país a otras naciones e individuos. Los servicios de espionaje estadounidenses, afirmó, "violan los derechos humanos, privados y la seguridad, espían a gobiernos democráticos, a la ONU, a naciones aliadas. Siento que hay mucha soberbia y prepotencia contra la humanidad".

"No puede haber un dueño del mundo. Se equivocan", insistió.