ONU anuncia tregua humanitaria en Yemen hasta fin de Ramadán

Habrá una "tregua humanitaria incondicional" en el conflicto de Yemen a partir de la medianoche del viernes, hora local, con el objetivo de detener la violencia para que puedan ser entregados suministros que se requieren con urgencia a más de 21 millones de personas en la nación más pobre del mundo árabe, dijo el jueves la Organización de las Naciones Unidas.

Ban Ki-moon, secretario general del organismo internacional, aseguró que tanto el presidente yemení exiliado Abed Rabbo Mansour Hadi como los rebeldes hutíes chiíes que apoyan la suspensión del combate hasta el fin del mes sagrado musulmán del Ramadán, el cual termina el 17 de julio, señaló el vocero de la ONU Stephane Dujarric.

"Tenemos las manifestaciones necesarias de todas las partes para anunciar el inicio de esta pausa el viernes 10 de julio", dijo Dujarric.

Hadi informó a la coalición encabezada por Arabia Saudí que realiza ataques aéreos contra los rebeldes que él respalda una pausa humanitaria para "asegurar su apoyo y colaboración", agregó Dujarric.

Hadi había escrito a Ban con una serie de condiciones antes de que se implementara la tregua humanitaria, incluyendo la salida de hutíes de las divisiones administrativas de Adén, Taiz, Marib y Shabwa, así como la liberación del ministro de Defensa. Diplomáticos de la ONU y funcionarios dijeron que se presionó a Hadi para que retirara las condiciones.

Pero al mismo tiempo, funcionarios de la ONU tienen la esperanza de que el nuevo compromiso dé como resultado un real cese al fuego.

"A la postre, lo que queremos es estar absolutamente seguros de que se detenga el combate", dijo a The Associated Press Farhan Haq, un vocero de la ONU.

Más de 3.000 personas han muerto desde marzo, cuando la coalición respaldada por Estados Unidos comenzó a lanzar ataques aéreos contra los rebeldes que han tomado el control de la capital y otras ciudades desde septiembre.