Homosexuales chilenos reservan hora para unirse legalmente

El conocido escritor Pablo Simonetti y el popular periodista Italo Passalacqua, con sus respectivas parejas del mismo sexo, figuran entre los primeros homosexuales que se inscribieron para convertirse a partir de octubre en convivientes legales.

Las oficinas del Registro Civil de todo el país empezaron a recibir inscripciones gracias a una ley firmada en abril por la presidenta Michelle Bachelet y que empieza a regir el 22 de octubre.

La ley denominada Acuerdo de Unión Civil, AUC, favorece tanto a homosexuales como heterosexuales que viven en pareja sin casarse, situación en la que se encuentran alrededor de dos millones de personas, cuya unión quedará legalizada con deberes y derechos.

Passalacqua y Patricio Herrerra, que dicen han convivido por 33 años, fueron la primera pareja en solicitar hora en el Registro Civil de la acomodada comuna de Las Condes a la espera de unirse legalmente el jueves 22 de octubre.

En Twitter, el usuario @FelipeEgido publicó una fotografía con su pareja homosexual en que se lee: "Fuimos la PRIMERA pareja inscrita para el AUC en Viña del Mar, la funcionaria en foto". La foto muestra a dos hombres sonrientes, sentados en una oficina del Registro Civil y detrás se observa a una funcionaria que tiene apoyadas sus manos en los hombros de la pareja.

"Hoy es un día hermoso para la diversidad familiar. Aquellos convivientes que no pueden o no quieren casarse están pidiendo hora para formalizar su vínculo ante el Estado y obtener iguales derechos y deberes que los cónyuges", dijo Rolando Jiménez, presidente del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual.

Dijo que están solicitando a la Inspección del Trabajo que se haga extensivo a ellos el permiso de cinco días hábiles continuos de permiso pagado.

Los que inscriban su unión bajo la nueva ley podrán heredar de su pareja los bienes que adquieran en común, decidir sobre tratamientos médicos cuando su pareja esté impedida de hacerlo, visitarla cuando esté internada en una unidad de enfermos críticos, entre otros derechos.

Activistas homosexuales estiman el Acuerdo de Unión Civil es el primer paso para conseguir instalar el matrimonio homosexual en Chile, un país que hasta hace poco era uno de los más conservadores de la región y, mientras tanto, lucharán para reformar la Ley de Adopciones, para que a los convivientes puedan adoptar.