Tras exhorto papal, Chile dice que Bolivia no quiere diálogo

El canciller chileno Heraldo Muñoz dijo el jueves que el llamado del papa al diálogo entre Bolivia y Chile sobre una salida al mar no se corresponde con la posición asumida hasta ahora por La Paz.

En la primera reacción al exhorto que hizo la víspera el papa Francisco, el canciller chileno dijo que más que dialogar Bolivia busca forzar a su nación a ceder territorio.

Al inicio de su visita a Bolivia, Francisco dijo que la diplomacia es necesaria para evitar conflictos entre naciones hermanas y sostuvo "estoy pensando en el mar. Diálogo. El diálogo es indispensable".

Bolivia perdió su acceso soberano al océano Pacífico en la Guerra del Pacífico (1879-1883) en la que, aliada con Perú, se enfrentó a Chile. Perú también perdió vastos territorios.

"Que el papa llame al diálogo es bien distinto a lo que pretende Bolivia", consideró Muñoz.

Agregó que "lo que pretende Bolivia a través de una demanda unilateral en La Haya es obligar a nuestro país a una negociación con un solo resultado que es la cesión de territorio, el traspaso de territorio. Eso es absolutamente inaceptable y contrario al derecho internacional".

El diálogo entre ambos países pareció encaminarse cuando en enero de 2011 crearon una comisión de alto nivel para enmarcar las negociaciones en torno a una agenda de 13 puntos definida en 2006 que incluía el espinoso punto de la salida al mar.

Ante la falta de avances Bolivia resolvió en 2013 llevar su disputa limítrofe con Chile a la Corte Internacional de Justicia. Según Bolivia, era posible seguir caminos paralelos para lograr su objetivo: mantener el diálogo bilateral y demandar a Chile en La Haya.

Pero Chile sostuvo que con la demanda Bolivia cerró la puerta al camino del diálogo y rechazó la competencia de ese tribunal alegando que ambos países ratificaron en 1948 el Pacto de Bogotá, un mecanismo de resolución de controversias que excluye los asuntos resueltos por tratados anteriores como el que firmaron ambas naciones en 1904 y en el que fijaron sus límites.

"Aquí hay un tratado válido y vigente que estableció las fronteras entre los dos países de manera perpetua, dice el tratado, hace ya más de 110 años y el Vaticano entiende muy bien ese punto", enfatizó el canciller.

Consultado sobre una hipotética mediación papal, Muñoz respondió que requiere el consentimiento de las partes y que Chile "se opone a una mediación porque aquí no hay nada que mediar".