Washington: Policía dice que disparó al sentirse amenazado

Un policía estatal de Washington dijo el miércoles que un hombre estaba sosteniendo una piedra grande y movió su brazo hacia atrás como si fuera a lanzarla cuando él y otros agentes le dispararon, ocasionando su muerte.

Una grabación del agente de Pasco, Adam Wright, detalla que decidió disparar debido a que temía que sus compañeros agentes o civiles resultaran heridos o muertos si el mexicano Antonio Zambrano Montes, de 35 años, decidía aventar la piedra.

"Tenía la posibilidad de un tiro limpio y decidí realizarlo", dijo Wright durante la entrevista con las autoridades investigadoras, realizada el 8 de mayo.

La grabación fue una de 10 presentadas por el fiscal del condado Franklin. La semana pasada fueron presentados otros documentos y grabaciones.

La muerte de Zambrano, acaecida el 19 de febrero, fue capturada en video y detonó semanas de protestas en la ciudad de Pasco, en el centro de Washington.

Un fiscal está decidiendo si los tres agentes que dispararon contra Zambrano deben enfrentar cargos penales.

Wright dijo que temió que los policías resultaran heridos o muertos a consecuencia de un golpe con la piedra.

El fiscal del condado de Franklin, Shawn Sant decidirá si los tres policías que le dispararon a Zambrano deben enfrentar cargos penales.

En total, los tres agentes dispararon 17 veces. Zambrano recibió siete balazos.

Wright dijo a los investigadores que vio cómo Zambrano le lanzó una piedra grande a los policías, que no dio con el objetivo, y luego se pasó otra piedra de la mano izquierda a la derecha.

"Estaba cargando su mano de lanzar", recordó Wright que pensó en ese momento. "No estaba dispuesto a permitirle que nos siguiera amenazando".

Wright dijo que disparó dos veces y cree que ambas balas impactaron a Zambrano. Pero el ex trabajador de cultivos siguió caminando, mientras los tres policías lo perseguían.

Zambrano Montes se detuvo nuevamente, volteó hacia los oficiales y realizó un movimiento para lanzar, dijo Wright a los investigadores.

"Tenía claro que nos iba a lanzar la piedra", dijo.

Wright volvió a disparar en varias ocasiones, al igual que los otros dos agentes, y Zambrano cayó al suelo. Los investigadores encontraron que la piedra que tenía al lado pesaba 2,8 libras (1,27 kilogramos).

En documentos dados a conocer la semana pasada, la policía y testigos señalaron que Zambrano les gritó en repetidas ocasiones a los agentes que le dispararan. Los exámenes toxicológicos revelaron que tenía una gran cantidad de metanfetaminas en el organismo.