Argentina destruye millones paquetes cigarrillos

Más de 2,3 millones de paquetes de cigarrillos ingresados de contrabando o falsificados fueron destruidos el miércoles en una planta de tratamiento de residuos en Argentina, uno de los países con mayor tasa de fumadores en América Latina, informaron las autoridades.

La destrucción de la mercadería ilegal, valuada en unos 3,4 millones de dólares, se realizó por molienda en la localidad de Maipú, provincia de Mendoza, a 1.000 kilómetros al oeste de Buenos Aires.

Los cigarrillos fueron decomisados por la Administración Federal de Ingresos Públicos en operativos realizados en distintos puntos del país para combatir su tráfico ilegal. Según ese organismo, una parte de las cajetillas habían ingresado ilegalmente al país y otra incluía cigarrillos falsificados.

"La comercialización de los productos del tabaco falsificados, producidos y comercializados ilegalmente incumplen las disposiciones de la legislación y sus reglamentaciones, además de fomentar una economía oculta e informal", declaró la directora General de la Aduanas, María Siomara Ayerán. La funcionaria también advirtió que esta mercadería ilegal "pone en peligro la vida y la salud de los eventuales consumidores, así como de la población en general, al desconocerse los procesos de elaboración, su composición, estado, calidad y la aptitud de consumo de los elementos contenidos en estos productos".

Los cigarrillos decomisados estaban identificados con marcas reconocidas como Marlboro, Phillips Morris, Lucky Strike, Nevada, Rodeo, Coronado, entre otras.

En Argentina fuma 22,3% de la población, lo cual ubica al país en el 15to lugar en número de fumadores en el mundo, según la encuesta mundial de tabaquismo en adultos de 2012 que se realiza bajo el auspicio de la Organización Panamericana de la Salud. El tabaco provoca 40.000 muertes anuales en el país, en su mayoría por cáncer, enfermedades cardiovasculares y respiratorias.