México: Entra en vigor prohibición de animales en circos

No habrá más elefantes haciendo acrobacias, leones gruñendo a látigos ni tigres brincando a través de aros flameantes en los circos en México.

Pero la prohibición sobre animales actuando en circos que entró en vigor el miércoles no significa necesariamente que éstos estarán por completo fuera de la vista del público.

Guillermo Haro Bélchez, procurador federal de Protección al Ambiente, dijo que la ley no prohíbe que los animales puedan ser mantenidos en exhibición en los circos. La ley sólo prohíbe que sean utilizados en actos y funciones.

La capital mexicana y 16 estados ya tenían prohibiciones vigentes, pero la nueva ley es válida a nivel nacional.

De 199 circos registrados, el gobierno ha inspeccionado 75 y verificado 1.046 animales. Sin embargo, únicamente 55 circos han presentado inventario de sus animales, como lo exige la ley, lo que imposibilita saber exactamente cuántos animales tienen los circos.

Las listas suministradas contabilizan un total de 511 animales. Otros 21 circos han informado al gobierno que ya no tienen animales salvajes.

Los animales que sean entregados por los circos para ser instalados en otros sitios --sólo uno lo ha realizado voluntariamente hasta ahora-- serán ofrecidos a los 108 zoológicos de México.

El presidente de la asociación de propietarios de circos de México advirtió en marzo que los animales podrían morir o ser sacrificados debido a la prohibición. Los propietarios argumentan que si los animales no pueden trabajar, no pueden pagar por su cuidado.

Haro enfatizó que desde que se aprobó la ley en enero, su oficina no tiene conocimiento de ningún caso en el que haya muerto un animal abandonado o que haya sido sacrificado por su propietario.

Ha habido, sin embargo, animales abandonados. El mes pasado, autoridades encontraron seis tigres, siete babuinos, cuatro camellos y tres dromedarios abandonados en jaulas sin comida ni agua en el estado de Yucatán, en el sur del país. Esos animales fueron llevados al zoológico de Mérida, capital de ese estado.

Los propietarios que tengan la documentación correcta sobre sus animales podrán venderlos o transportarlos fuera del país, señaló Haro.

Rafael Pacchiano, un subsecretario de Protección Ambiental, conjeturó que la razón por la que más circos no han solicitado ayuda del gobierno para encontrar albergue a sus animales es porque planean conservarlos.

Los circos que conserven sus animales salvajes tendrán que suministrar nuevos planes para su manejo explicando cómo serán mantenidos, señaló Pacchiano.