Junto con la masacre dejada por el enorme terremoto que sacudió a Pakistán surgió algo nuevo: una pequeña isla de lodo, piedra y gas burbujeante que se elevó desde el lecho marino.

Los expertos dicen que el islote se formó por el movimiento masivo de la tierra durante el sismo de 7,7 grados que el martes sacudió la provincia paquistaní de Baluchistán, donde dejó 285 muertos.

"Ese gran impacto debajo de la tierra produce mucha perturbación", dijo Zahid Rafi, director del Centro Nacional de Monitoreo Sísmico.

La isla apareció frente a las costas de Gwadar, un puerto ubicado a unos 533 kilómetros (330 millas) de Karachi, la ciudad más grande de Pakistán, y a 120 kilómetros (75 millas) de Irán.

Un equipo de la Armada paquistaní visitó la isla el miércoles, dijo el geólogo naval Mohamed Danish en declaraciones a Geo Television de Pakistán. Indicó que la masa tenía unos 18 metros (60 pies) de altura, 30 metros (100 pies) de ancho y 76 metros (250 pies) de largo, lo cual la hace ligeramente más ancha que una cancha de tenis y poco más corta que una de fútbol.

Ese tipo de islas no son totalmente inusuales para los científicos que estudian la tierra y sus movimientos.

Marco Bohnhoff, profesor de sismología en el Centro Alemán de Geociencias en Potsdam, dijo que se pueden formar de dos maneras.

En un caso, la corteza terrestre se eleva violentamente fuera del agua. En otro, el terremoto desata el movimiento y la liberación de gases atrapados en la tierra, lo que da como resultado un flujo llamado "volcán de lodo".

Los expertos aún intentan determinar que generó la isla, pero podría haber sido uno de estos volcanes, señaló Rafi.

El surgimiento del islote causó sensación entre los habitantes de la costa, que acudieron a la playa en gran número y tomaron botes para visitarla, a pesar de las advertencias de las autoridades, preocupadas por el gas que emanaba del lodo.

___

Santana reportó desde Islamabad. El periodista de The Associated Press Asif Shahzad contribuyó con este despacho en esa misma ciudad.