Juicio sobre Auschwitz: protestan por las demoras

Los abogados que representan a docenas de sobrevivientes de Auschwitz y sus familiares censuraron el miércoles el sistema de justicia alemán por considerar que se demoró excesivamente en juzgar a un antiguo sargento de la SS que sirvió en el campo de concentración nazi.

En su alegato final en el juicio a Oskar Groening ante el tribunal estatal de Lueneburg, el abogado Cornelius Nestler se preguntó por qué se tardó 70 años desde el fin de la Segunda Guerra Mundial para acusar a aquel, hoy de 94 años, de 300.000 cargos como cómplice de asesinatos.

Groening dijo en el juicio que su tarea era guardar el equipaje de los prisioneros a su llegada a Auschwitz y recaudar el dinero que les robaban. La fiscalía dijo que eso equivale a colaborar con el funcionamiento del campo de concentración.

Nestler afirmó que Groening pudo ser procesado en cualquier momento a lo largo de la década pasada y acusó al sistema de justicia de estar más interesado en evitar dichos casos que ventilarlos en los tribunales.

"Los procesos de esta clase solo se materializan cuando un fiscal voluntarioso, dedicado y trabajador encuentra un tribunal dispuesto, y donde el acusado es capaz de ser llevado a juicio", afirmó.

Los fiscales solicitaron una pena de prisión de tres años y medio si Groening es declarado culpable, pero recomendaron deducirle de 14 a 22 meses debido al tiempo que se tardó en llevarlo a juicio.

Nestler argumentó que la reducción era innecesaria porque Groening, que no ha estado preso durante el juicio, nunca sufrió ningún inconveniente por las demoras.

Thomas Walther, quien junto con Nestler representa a 51 personas que se sumaron al juicio como codemandantes, dijo que Groening merece respeto por admitir su papel en Auschwitz, pero que los sobrevivientes siguen decepcionados que no le hayan oído asumir una responsabilidad personal.

Se aguarda el fallo para este mes.