Imparcial pesquisa sobre Bengasi, dicen en EEUU

Una auditoría del Departamento de Estado determinó el miércoles que fue imparcial la investigación sobre el ataque mortal del año pasado contra el consulado de Estados Unidos en Bengasi, Libia, contra la posición de legisladores republicanos de que careció de independencia.

Sin embargo, en la auditoría se afirmó que persisten puntos débiles en la manera como el Departamento de Estado identifica las amenazas en el exterior.

La evaluación del inspector general del Departamento de Estado respalda la revisión del ataque en Bengasi que presidieron el ex embajador Thomas Pickering y el ex presidente del Estado Mayor Conjunto, almirante Mike Mullen, que afrontaron la semana pasada un fuerte interrogatorio de los republicanos en la comisión de supervisión de la Cámara de Representantes.

"El proceso de la Comisión de Revisión de Rendición de Cuentas funciona de acuerdo a su propósito, de manera independiente e imparcial", según el informe de 43 páginas, que examinó investigaciones del Departamento de Estado desde 1998 hasta el ataque del año pasado en Bengasi.

Un portavoz del representante republicano Darrell Issa, presidente de la comisión de supervisión, subrayó que la independencia y efectividad de la oficina del inspector general del Departamento de Estado, también ha sido objeto de preocupaciones bipartidistas. El cargo titular de la oficina fue ocupado la semana pasada tras estar vacante cinco años.

Las afirmaciones de que la investigación del ataque en Bengasi que hicieron Pickering y Mullen "fue totalmente independiente se contradicen frente a los hechos y equivalen a poco más de una renovación de los puntos que declararon los designados políticos del Departamento de Estado", dijo el vocero Frederick Hill.

La auditoría también criticó al manejo del riesgo del Departamento de Estado y la ejecución incompleta de las recomendaciones de seguridad después de ataques previos contra embajadas y consulados.

La auditoría dijo que se logró cierto progreso desde las muertes del embajador Chris Stevens y de otros tres estadounidenses ocurridas el 11 de septiembre de 2012 en Libia.

Más de un año después, prosiguen las investigaciones legislativas sobre el manejo de la seguridad que hizo el gobierno de Obama en las fechas previas al ataque y en las explicaciones posteriores sobre las circunstancias durante la etapa más intensa de la campaña presidencial.

"Este informe independiente subraya que debe concluir el ataque partidista y político a la Comisión de Revisión de Rendición de Cuentas", dijo el portavoz del Departamento de Estado, Alec Gerlach.

El portavoz acusó a Issa de "difamar" la integridad de Pickering y Mullen, y citó la conclusión de la auditoría de que la revisión sobre el ataque en Bengasi estableció un modelo para futuras investigaciones.