Rusia veta resolución de ONU de llamar masacre en Srebrenica

Rusia vetó la resolución de la ONU que habría condenado la masacre de hombres musulmanes de 1995 en Srebrenica durante la guerra bosnia como un "crimen de genocidio", bajo el argumento de que señalar a los serbobosnios por un crimen de guerra crearía mayor división en los países balcánicos.

Dos cortes internacionales han catalogado de genocidio la muerte de aproximadamente 8.000 hombres musulmanes que buscaron refugio en lo que se suponía que era un sitio protegido por la ONU. Pero el embajador de Rusia en la ONU, Vitaly Churkin, objetó que la resolución se enfocara sólo en Srebrenica, al señalar que los serbobosnios y croatas también sufrieron durante la guerra.

La resolución, elaborada por Gran Bretaña, declaraba que aceptar los "eventos trágicos en Srebrenica de genocidio es un prerrequisito para la reconciliación".

Churkin y el embajador de China de la ONU, Liu Jieyi, solicitaron al consejo no someter la resolución a votación, al citar divisiones entre sus 15 miembros. Pero el vicembajador británico Peter Wilson insistió en seguir adelante con la votación. El voto fue 10 a favor, el veto de Rusia y cuatro abstenciones, incluida China.

Líderes serbobosnios y serbios, que tiene fuertes lazos religiosos y culturales con Rusia, presionaron al presidente Vladimir Putin de votar "no".

El primer ministro serbio, Aleksandar Vucic, dijo en una reunión de emergencia del gobierno la noche del martes que la resolución británica provocó nuevas divisiones.

Tras la votación, Wilson dijo que Gran Bretaña está "disgustada" por el veto de Rusia.

"Las acciones de Rusia manchan el recuerdo de todos aquellos que murieron en el genocidio de Srebrenica", dijo. "Rusia tendrá que justificar su comportamiento a las familias de las más de 8.000 personas asesinadas en la mayor atrocidad de Europa desde la Segunda Guerra Mundial".