Juez ordena cancelar registro de marca de los Redskins

Por primera vez en una batalla legal que se ha extendido por 20 años, un juez federal de Estados Unidos ordenó el miércoles la cancelación del registro de marca del equipo de fútbol americano Redskins de Washington, decretando que el nombre del equipo podría resultar peyorativo para los indígenas norteamericanos.

Si bien el fallo no le prohíbe usar el nombre de Redskins si así lo desea, el equipo podría aun así demandar por violación a los derechos de marca, pero el ganar ese caso podría resultar más complejo sin las protecciones legales que involucran a una marca registrada federal.

El presidente de los Redskins, Bruce Allen, informó que el equipo apelará el fallo de juez.

"Estamos convencidos que ganaremos porque los hechos y las leyes están del lado de nuestra franquicia que orgullosamente ha usado el nombre de Redskins por más de 80 años", declaró Allen en un comunicado.

El fallo del juez federal de distrito Gerald Bruce Lee anunciado el miércoles ratifica el dictamen previo emitido por una junta administrativa de apelaciones y ordena a la Oficina de Patentes y Marcas cancelar el registro.

Un grupo de activistas indios norteamericanos fue el primero en desafiar el registro de la marca en 1992, y varias juntas administrativas han fallado en contra del equipo anteriormente. Pero la orden del miércoles representa la primera ocasión en que un juez federal falla en contra del equipo y determina que el nombre podría ser ofensivo.

El equipo había presentado una demanda en una corte federal en Alexandria con la que intentaba anular el fallo del año pasado por la junta de Apelaciones de Marca Registrada bajo el argumento de que el nombre rinde homenaje a los indígenas norteamericanos y que la cancelación de su registro viola sus derechos de libertad de expresión porque requiere que el gobierno juzgue si el nombre resulta ofensivo.

Al rechazar el argumento de la libertad de expresión planteado por el equipo, el fallo de 70 páginas de Lee citó una decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos del mes pasado que permitió al estado de Texas prohibir la imagen de la bandera confederada en las placas para matrículas vehiculares que pretendían usar una organización de hijos de veteranos confederados.

Amanda Blackhorse, una de los indígenas norteamericanos que presentó la querella más reciente por el nombre del equipo, se dijo satisfecha por el fallo a través de un comunicado.

"He preguntado esto muchas veces antes y nunca obtuve una respuesta sensible --si la gente no se atrevería a llamar a un indígena norteamericano un 'piel roja' porque sabe que es ofensivo, ¿cómo puede un equipo de fútbol americano de NFL tener este nombre?", declaró en el texto.