Grecia trabaja contrarreloj para elaborar propuesta

Grecia presentó un pedido de ayuda al fondo de rescate europeo el miércoles y se apresura para presentar los detalles de las reformas económicas a tiempo para asegurar la permanencia del país en el euro y evitar la caída en el caos financiero.

Atenas solicitó un préstamo a tres años y asegura que el rescate será acompañado por grandes reformas económicas. No ha mencionado un monto.

Según la carta enviada al Mecanismo de Estabilidad Europea, se "ejecutará inmediatamente un conjunto de medidas empezando a inicios de la semana próxima".

Las medidas incluyen reformas fiscales y jubilatorias, que se presentarán en detalle el jueves a más tardar. Estos son dos de los temas del desacuerdo entre el gobierno griego y los acreedores en los últimos meses de discusiones.

En la carta, el gobierno dijo que pedía los préstamos "dado el riesgo para la estabilidad financiera de Grecia como estado miembro y de la zona del euro en su conjunto". El objetivo, prosigue, es "recuperar financiamiento de mercado pleno y accesible para cumplir con sus requisitos futuros de financiación, así como una situación económica y financiera sustentable" para cuando finalice el préstamo.

Se ha exigido a Grecia que entregue los detalles de las reformas para el jueves por la noche para que se pueda llegar a un acuerdo en una cumbre de los 28 líderes de la UE el domingo.

A falta de un acuerdo, el país enfrenta el colapso casi inevitable del sistema bancario, y los líderes europeos han advertido a Grecia que es su última oportunidad de permanecer en el euro.

Los mercados se mantienen a pesar del aparente ultimátum y muchos inversionistas pronostican un acuerdo de último momento.

"El tema de hoy es el optimismo cauto, al otorgar la eurozona un plazo final a Grecia", dijo Chris Beauchamp, analista de mercado senior en IG de Londres.

El primer ministro griego Alexis Tsipras escuchó aplausos y abucheos cuando dijo a los legisladores en el Parlamento Europeo que su país busca un acuerdo que ponga fin a su crisis financiera, no una medida para salir del paso.

Tsipras insistió que el referendo del domingo pasado, en que los votantes rechazaron de plano la propuesta de reforma presentada anteriormente por los acreedores, no significa la ruptura con Europa.

Dijo que las propuestas de Grecia, que según los acreedores deben ser presentadas el jueves, tratan de dar respuesta a los problemas del país más allá de las necesidades inmediatas de fondos.

"Las propuestas que hemos presentado a nuestros socios implican reformas viables con un grado aceptable de reparto del peso que no traiga consigo efectos recesivos. Necesitamos garantizar la financiación a mediano plazo de nuestro país con un programa de desarrollo y crecimiento", dijo Tsipras al parlamento en Estrasburgo, Francia.

Grecia presentó por escrito un pedido de un nuevo programa de apoyo al fondo de rescate europeo el miércoles por la mañana, dijo Michel Reijns, vocero del máximo funcionario de la eurozona, Jeroen Dijsselbloem.

Para respaldarlo, Grecia debe presentar el jueves un plan detallado, con evaluación de costos, de las medidas económicas que tomaría a cambio de los préstamos. Hasta ahora, Atenas solo ha presentado un esbozo de las medidas.

Una cumbre europea el domingo decidirá si el plan es aceptable.

En Grecia, los bancos están cerrados desde hace más de una semana, los griegos solo pueden retirar 60 euros por día y no pueden enviar dinero al exterior, incluso para efectuar pagos, sin un permiso especial.

___

Keaten reportó desde París. Michael Corder, Raf Casert y Menelaos Hadjicostis desde Bruselas.