El Salvador: Sánchez Cerén se reúne con consejero Shannon

El presidente salvadoreño Salvador Sánchez Cerén se reunió el martes con una delegación de Estados Unidos que encabeza el consejero del Departamento de Estados, Thomas Shannon, para abordar temas relacionados con el Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte.

El plan es impulsado por Honduras, Guatemala y El Salvador a fin de generar más y mejores oportunidades de desarrollo para su población.

Shannon estuvo acompañado por el secretario Adjunto de Estado, William Brownfield; el secretario Adjunto de Seguridad Nacional, Alan Bersin; la administradora adjunta en funciones de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), Beth Hogan, y el fiscal general adjunto, Kanneth Blanco.

La visita de Shannon se enmarca en el impulso de la Alianza para la Prosperidad con el propósito de generar oportunidades en la región para frenar la creciente migración irregular desde estos países hacia Estados Unidos.

El gobierno del presidente Barack Obama presentó en febrero un proyecto presupuestario que busca proveer 1.000 millones de dólares principalmente a Guatemala, Honduras y El Salvador, puntos de partida de las decenas de miles de menores que llegaron a la frontera estadounidense el año pasado sin documentos y sin acompañantes adultos.

Sánchez Cerén agradeció el apoyo de Washington al desarrollo de la región centroamericana y destacó que ese país "ha sido siempre un socio estratégico".

"No dudamos en que continuaremos en este camino", agregó el mandatario salvadoreño.

La embajada de los Estados Unidos en El salvador informó que la delegación interinstitucional que encabeza Shannon que visita El Salvador, Honduras y Guatemala se enfoca en el apoyo a los tres países del Triángulo Norte durante la planificación, coordinación e implementación de la Alianza para la Prosperidad.

Agregó que además de reunirse con los jefes de Estado, sostienen entrevistas con líderes de la sociedad civil y funcionarios gubernamentales de alto nivel, para discutir el compromiso compartido y los pasos concretos que deben dar hacia el mejoramiento de la seguridad, buen gobierno y prosperidad económica para los pueblos de El Salvador, Honduras y Guatemala.

El Plan Alianza para la Prosperidad contempla medidas para dinamizar el sector productivo, crear oportunidades académicas, fomentar inversión en capital humano y para mejorar los niveles de seguridad y de acceso a la justicia.