Jueza rechaza desechar demanda por derrame en el Golfo

Una jueza federal rechazó el martes desechar una demanda interpuesta por grupos defensores del medio ambiente contra una compañía con sede en Nueva Orleans responsable de un derrame de petróleo en el Golfo de México que comenzó hace una década y no se ha detenido.

La jueza federal de distrito Susie Morgan señaló que es necesario un juicio para determinar si varios demandantes encabezados por Waterkeeper Alliance, con sede en Nueva York, tienen derecho a demandar a Taylor Energy Company.

La compañía ha aducido que reguladores federales están de acuerdo en que no se puede hacer nada más para detener su derrame en el litoral de Louisiana; pero la jueza sacó en conclusión que existe una "disputa fáctica genuina" respecto a si Taylor puede y debe hacer más para mitigar sus impactos.

Desde 2004, se ha estado filtrando petróleo en el sitio donde colapsó una plataforma propiedad de Taylor durante el paso del huracán Iván. Además, un desplazamiento de barro ocasionado por las olas generadas por Iván sepultó un grupo de pozos de petróleo bajo montículos de sedimento.

Las autoridades calculan que la filtración de crudo podría durar un siglo o más si no se atiende. La Guardia Costera ordenó a la compañía diseñar e instalar un mejor sistema para recolectar petróleo antes de que llegue a la superficie del agua.

En abril, una investigación de The Associated Press reveló evidencia de que la filtración es peor de lo que han reportado públicamente Taylor o el gobierno. Contando con los descubrimientos de la AP, la Guardia Costera presentó un nuevo cálculo sobre el derrame que es aproximadamente 20 veces más grande que el manifestado recientemente por la compañía en un documento presentado en la corte.

Taylor Energy vendió todos sus arrendamientos en alta mar y sus negocios en gas y petróleo en 2008, cuatro años después del fallecimiento de su fundador Patrick Taylor. La compañía dijo que ya no está activa en la industria de alta mar y que sólo existe para continuar atendiendo el asunto del derrame.