Británicos conmemoran 10 años de los ataques en Londres

Los británicos conmemoraron solemnemente el martes el décimo aniversario de los ataques suicidas al sistema de transporte público londinense.

Cuatro británicos inspirados por Al Qaeda se inmolaron en tres trenes subterráneos de Londres y un autobús durante la hora de mayor tránsito matutino el 7 de julio del 2005 y dejaron un tendal de 52 pasajeros muertos y más de 700 heridos. El recuerdo de esa mañana trágica sigue repercutiendo en esta nación de 64 millones de habitantes.

Varias ceremonias se llevaron a cabo en la capital empezando por el monumento en Hyde Park de Londres dedicado a las víctimas. El primer ministro David Cameron y el alcalde de Londres Boris Johnson depositaron coronas fúnebres frente a los 52 pilares que conmemoran a cada una de las víctimas.

A las 8:50 a.m., la hora en que comenzaron los ataques, el parque quedó sumido en silencio.

Sajda Mughal, una sobreviviente, dijo que aun después de una década no puede contener la emoción.

La ceremonia, afirmó, "me llevó de vuelta a ese mismo día en que experimenté el hecho traumático en la línea de Picadilly donde oí esos alaridos y la gente golpeando en el vagón", recordó. "Y después, cuando depositaban las flores, volví al 2015 y pensé 'bueno, estoy viva, gracias a Dios estoy viva'. Pero lamentablemente perdimos 52 vidas".

Johnson agregó que los ataques sacudieron la capital pero consideró importante recordarlos. "La gente que trata de atacar la ciudad básicamente fracasó", dijo a The Associated Press.

Los ataques tuvieron lugar dos años después que Gran Bretaña participó en la invasión de Irak encabezada por Estados Unidos. Pero el ex primer ministro Tony Blair, que manejaba los destinos de la nación en aquel momento, afirmó el martes que el terrorismo es "un problema mundial" que afecta a varias naciones independientemente de su involucramiento en la invasión de Irak.

En varios puntos de la ciudad, trabajadores del sistema de transporte y de emergencia depositaron flores en los sitios de los cuatro atentados.

En King's Cross y otras estaciones del subterráneo se observó un minuto de silencio a las 11:30 a.m.