Colombia: Santos anuncia cambios en cúpula militar

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció la noche del lunes cambios en la cúpula militar y nombró al general Alberto Mejía como nuevo comandante del Ejército.

Mejía reemplaza en el cargo al general Jaime Lasprilla, quien ocupa la comandancia del Ejército desde febrero del año pasado y al que una organización independiente había relacionado con la laxa supervisión militar ante la matanza de civiles, dentro de ofensiva militar contra las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

También hubo cambios en las cabezas de la Armada y la Fuerza Aérea, que en adelante serán ocupadas por el almirante Leonardo Santamaría y el general Carlos Bueno, respectivamente.

Fueron ratificados en sus puestos el comandante de las Fuerzas Militares, general Juan Pablo Rodríguez, y el director de la Policía, general Rodolfo Palomino.

"Los cambios son procedimientos normales, procedimientos necesarios y procedimientos que son de la naturaleza misma, de las características de nuestras Fuerzas (Armadas)", aseguró el gobernante al anunciar los cambios en la Casa de Nariño o sede de gobierno.

El jefe de Estado dijo que espera de los nuevos comandantes sigan "en el camino que venimos adelantando; un camino que ha sido difícil de buscar la paz, buscar esa victoria de nuestras fuerzas, porque la paz es la victoria de nuestras fuerzas, de buscar la paz, una paz que gracias al resultado que nuestras fuerzas han logrado tener, ahora se puede ver con la posibilidad de que se vuelva una realidad".

La organización no gubernamental Human Rights Watch publicó el mes pasado un informe en el que denunciaba que varios mandos militares colombianos habían eludido castigos por los llamados "falsos positivos", en los que las fuerzas armadas intentaron durante años presentar a civiles como guerrilleros muertos en combate para inflar el conteo de rebeldes abatidos y lograr así promociones y recompensas.

En concreto, el informe de 105 páginas, titulado "El rol de los altos mandos en falsos positivos", menciona a Juan Pablo Rodríguez y Jaime Lasprilla. Ambos militares dirigieron brigadas en diferentes partes del país en las que, bajo su mando, se registraron al menos 76 de los asesinatos.

A principios de este año, el fiscal jefe Eduardo Montealegre indicó que más de una docena de generales estaban bajo investigación, pero hasta ahora ninguno ha sido encausado formalmente. Human Rights Watch dijo que Lasprilla no se encuentra entre los que son investigados por el fiscal jefe de Colombia, pero Rodríguez sí.

Santos cesó en 2008 a tres generales y a otros comandantes superiores mientras se desempeñaba como ministro de Defensa cuando estalló el escándalo. Como gobernante ha expresado su apoyo a las investigaciones del personal del ejército.