Marc Gasol se quedaría con los Grizzlies

Durante los últimos siete años, pocos jugadores de Memphis han abrazado con tanta devoción como Marc Gasol el lema del equipo, que insta a jugar a tope y a no rehuir las fricciones. Así, cuando llegó el momento de que el español probara suerte en el mercado, resultó normal que decidiera quedarse en los Grizzlies.

Gasol llegó el lunes a un acuerdo por cinco años y más de 100 millones de dólares con el club, dijo una persona con conocimiento directo de las negociaciones. Esa persona habló con The Associated Press a condición de permanecer en el anonimato porque el convenio no se ha anunciado.

Mientras otros codiciados agentes libres completaron acuerdos la semana pasada, en los primeros días de las negociaciones del mercado, Gasol no mostró prisa. Quizás ello obedeció a que sabía que no habría mudanza.

El pívot de 2,15 metros (siete pies y una pulgada) promedió 17,4 puntos, 7,8 rebotes, 3,8 asistencias y 1,62 tapas en la última campaña. Impuso las mejores marcas de su carrera en puntos totales, promedio de tantos, encestes de campo intentados y convertidos. Anotó 30 unidades o más en cinco ocasiones, algo que sólo logró una vez en sus primeros seis años.

Gasol, de 30 años, se reunió en España con el dueño de los Grizzlies, Robert Pera, la semana pasada. No sostuvo encuentros con otros propietarios, ni dio a otros equipos la oportunidad de seducirlo para que abandonara la ciudad en la que ha jugado durante toda su trayectoria en la NBA, e incluso antes.

En 2002, cuando su hermano mayor Pau llegó a los Grizzlies, Marc lo siguió desde España y asistió a la secundaria en Memphis. Los Lakers tenían los derechos sobre Gasol, pero en un vuelco curioso del destino, los Grizzlies los adquirieron en 2008, cuando cedieron a Pau en un canje con Los Ángeles. Pau ayudó a devolver a los Lakers el lustre de un título, y Marc contribuyó para implementar una nueva actitud de lucha en los Grizzlies.

Se alió con el ala-pívot Zach Randolph para dar a los Grizzlies una feroz línea frontal que les ganó aplausos en una ciudad hambrienta de éxitos deportivos. Gasol fue un líder joven y ha madurado.

Los Grizzlies han avanzado cinco veces seguidas a los playoffs, un récord de la franquicia. Han llegado en tres ocasiones consecutivas a las semifinales de la Conferencia del Oeste. En 2013, se colaron a la final de la conferencia.

En cada una de las últimas tres campañas, los Grizzlies han ganado al menos 50 encuentros.

Gasol lució incluso mejor en la postemporada este año, cuando los Grizzlies vencieron a Portland antes de caer en seis duelos frente a Golden State, a la postre campeón de la NBA.

Promedió 19,7 puntos, 10,3 rebotes, 4,5 asistencias y 1,73 bloqueos en 11 partidos. Atinó el 85,2% de sus tiros libres. Se convirtió en el primer jugador desde Larry Bird (1983-84) en promediar al menos 10 rebotes, cuatro asistencias y una tapa por partido, y en atinar al menos 85% de sus disparos desde la línea de castigo en una sola postemporada.