Papa se reúne con padre Paquito, su amigo jesuita en Ecuador

El papa Francisco no olvida a los amigos. Si no, pregúntele al padre Paquito.

Treinta años después de su último encuentro, cuando él todavía era sólo el cura Jorge Mario Bergoglio, el papa hizo una escala en el colegio jesuita Javier para encontrarse con su antiguo amigo, el español Francisco Cortés García, quien aquí es más conocido como padre Paquito.

Después de oficiar una misa multitudinaria en el parque Samanes de Guayaquil, la mayor ciudad de Ecuador, el pontífice llegó hasta el colegio jesuita donde el padre Paquito le entregó un ramo de flores antes de reunirse por unos cinco minutos en privado.

De casi 91 años, el padre Paquito se dijo recientemente emocionado y sorprendido porque el papa haya decidido ir a visitarlo.

"No sé qué preguntarle, él ha dicho que quiere hablar conmigo y yo estoy admirado que venga", dijo hace unos días el padre a The Associated Press. "Por primera vez, personalmente, he conocido a un papa", dijo.

Paquito llegó a Ecuador desde su ciudad natal de Málaga en 1963 y no volvió a irse. Ha sido profesor y rector del colegio Javier.

Conoció al padre Bergoglio a principios de la década de 1980, cuando visitó Ecuador para encontrar un lugar a donde pudiera enviar a jesuitas desde Argentina.

En 1985, cuando ambos recibieron la ordenación sacerdotal, Paquito viajó a Argentina y tuvo su tercer y último contacto con Bergoglio.

La reunión del lunes ocurrió cuatro días antes del cumpleaños de Cortés.

Tras encontrarse en privado, el papa almorzó ahí mismo con un grupo de 22 sacerdotes jesuitas de todo el país.

Ángela Guzmán, quien trabaja en la cocina del colegio, había dicho a la AP que el menú para la comida del papa con los sacerdotes incluía ceviche de camarón y consomé de gallida criolla, como entrada, mientras el plato fuerte sería de pescado robalo y frutas der postre.

____

Contribuyó con esta historia el periodista de The Associated Press Gonzalo Solano, desde Quito, Ecuador.