Demanda contra acusador de fundador de un orfanato en Haití

Un defensor de niños que han sufrido abuso sexual ha utilizado tácticas agresivas contra aquellos que cree que han lastimado a menores de edad o contra quienes han encubierto a abusadores. Un jurado federal reunido el lunes decidirá si la campaña del activista Paul Kendrick contra el fundador de un orfanato en Haití fue demasiado lejos.

Michael Geilenfeld y la organización caritativa Hearts with Haiti, con sede en Raleigh, Carolina del Norte, presentaron una demanda por difamación contra Kendrick. Argumentan que las "falsas y atroces" acusaciones de éste han costado a la organización la pérdida de más de dos millones de dólares en donaciones.

Kendrick, quien vive en Freeport, Maine, dijo que está ansioso de que los miembros del jurado escuchen a los acusadores testificar respecto a lo que describió como cosas "detestables e indignas" que les hicieron.

Los abogados de Geilenfeld responsabilizaron a Kendrick del arresto de su cliente en Haití. Un juez exoneró a Geilenfeld, pero el ministro de Justicia de Haití ha dicho que el veredicto se dictó en forma improcedente y que habrá autos judiciales adicionales.